Prueba Skoda Octavia 1.6 TDi 105CV

          Skoda presenta la tercera generación de su berlina intermedia. Como ya pasó con el Skoda Rapid, presentado este pasado verano, todas sus líneas han sido modificadas para hacer del Octavia un coche bastante llamativo a la vista. Bienvenidos a la prueba del Skoda Octavia.



- Motor del Skoda Octavia:



          En la prueba realizada al Skoda Octavia hemos tenido el placer de probar el eficiente 1.6 TDi de 105 CV. Un motor diésel de 4 cilindros en línea ligero y potente capaz de mover con soltura a la gran berlina checa.


          Los datos que nos ofreció el motor a lo largo de la prueba tras 104 kilómetros por autopista fueron de 4,4 litros a los cien kilómetros de consumo de combustible, sin el aire acondicionado en funcionamiento, y a una velocidad media de 103 kilómetros por hora.


          Cuando nos adentramos en carreteras interurbanas, después de un recorrido de 96 kilómetros el ordenador de a bordo registro un consumo medio de 5,2 litros a los cien kilómetros.

          En cuanto a consumos de combustible, después de la prueba el Skoda Octavia nos ha sorprendido, al igual que hizo el Skoda Rapid hace unos meses al brindarnos una cifra de consumo de combustible completamente adaptada a todo tipo de bolsillos y teniendo en cuenta que hablamos de una berlina de mas de 4,5 metros de largo, pero con un peso de tan solo 1300 kilogramos aproximadamente.

  
          En principio, para el lanzamiento del Octavia, Skoda ha oficializado 3 motores de gasolina: un conservador 1.2 TSi de 105 CV, el moderado 1.4 TSi de 140 CV y el potente 1.8 TSi de 180 CV, pudiendo solicitarse con caja manual de 6 velocidades y los dos últimos con cambio DSG de 7 velocidades. También han introducido desde el inicio 2 motores diesel, un 1.6 TDi con 105 CV (el testado en nuestra prueba) y un 2.0 TDi con 150 CV el primero con disponibilidad de cambio manual de 5 velocidades o DSG de 7 velocidades y el segundo con cambio manual de 6 velocidades o DSG de 6 velocidades también. Mas adelante, a finales de año, se incorporaran a la gama un 1.6 TDi GreenLine de 110 Cv con menores emisiones de CO2 y con cambio manual de 6 velocidades o DSG de 6 velocidades también.

- Skoda Octavia y la plataforma MQB:


          La sigla MQB (Modularer Querbaukasten, traducible como «bloque de construcción transversal modular») designa una plataforma de automóvil del Grupo Volkswagen que se emplea para vehículos de los segmentos B, C y D con motor delantero transversal y tracción delantera o integral.

          El primer modelo basado en MQB en salir al mercado fue la tercera generación del Audi A3 (2012). Su objetivo es garantizar la reusabilidad de componentes dentro del Grupo Volkswagen, independientemente de la marca y del segmento. Esto permite al fabricante aprovechar las economías de escala, simplificar el proceso de producción, fabricar diferentes modelos en una misma línea y disminuir el número de variantes de piezas. Con el tiempo, se prevé que sustituya a las plataformas del consorcio PQ25, PQ35 y PQ46.

          La MQB estandariza cuatro familias de módulos: elementos eléctrico-electrónicos, carrocería, motores y trenes de rodaje. Cada marca puede diseñar sus vehículos variando la batalla, ancho de eje y voladizos anterior y posterior. La única cota invariable es por tanto la distancia entre los pedales al centro de la rueda delantera.

Se estima que se usará en más de 40 modelos de todo el Grupo Volkswagen.


          De promedio, los vehículos MQB son como mínimo 40 kilogramos más ligeros que sus predecesores. Sobre base MQB es también posible fabricar vehículos híbridos, eléctricos y CNG

          Su equivalente para motores delanteros longitudinales, la MLB o Modularer Längsbaukasten, es utilizada por algunas marcas de VAG desde 2007.

Los primeros modelos en utilizar la plataforma MQB fueron, en este orden:

  • Audi A3 III.
  • Volkswagen Golf VII.
  • Seat Leon III.
  • Skoda Octavia III.

- Prueba de autopista del Skoda Octavia:



          Al adentrarnos en la autopista rápidamente se detecta que el Skoda Octavia es un coche muy cómodo para realizar desplazamientos largos. A pesar de su motor de pequeña cilindrada, el ruido en el interior del habitáculo procedente del mismo es mínimo ya que a 120 kilómetros por hora el motor se mueve un poco por encima de las 2000 revoluciones por minuto. Esto no solo favorece a la comodidad sino al consumo en los viajes a alta velocidad. También, pudimos observar que el salpicadero y los paneles de las puertas delanteras están rematados con goma antivibraciones cuya finalidad es reducir al máximo los ruidos en el interior del habitáculo.


          En cuanto a la dirección, la suavidad de su tarado es elevada lo que hace que descienda la precisión en las maniobras de giro a velocidades elevadas, pero se ve recompensado en una gran fluidez de movimiento en terrenos urbanos. La suspensión por su lado, se muestra agradable en terreno liso y absorbe con facilidad las imperfecciones de la carretera. Un toque un poco duro hace que el Octavia no se balancee en exceso en la autopista.


          Las reacciones del motor en autopista nos dejaron datos bastante favorables para la berlina checa. El motor diesel del Skoda Octavia nos mostraba que a 90 Km/h en quinta marcha el motor tiene potencia suficiente como para elevar la velocidad sin necesidad de reducir para poder realizar adelantamientos en momentos determinados si nos encontramos en llano. Si el terreno esta en subida, seria conveniente reducir un cambio para mayor agilidad.


          La visibilidad del Skoda Octavia es bastante destacable. Sus grandes y estilizados retrovisores nos muestran todo lo que ocurre a los lados del vehículo y por el espejo del interior muestra por la luna trasera y con claridad todas las zonas a vigilar tras el maletero. En cuanto a los pilares centrales y los bajantes delanteros no ofrecen problema alguno a la hora de mirar a los lados para incorporarnos a otras vías y en general durante la marcha, lo cual brinda al conductor de una gran sensación de seguridad y control a lo largo de la travesía.

- Prueba de cuidad del Skoda Octavia:


          En cuidad, el Skoda Octavia nos deja una nota impecable al mostrarnos la habilidad con la que se mueve por las calles de las ciudades. A pesar de ser una berlina larga (4,66 metros exactamente) gira con gran habilidad gracias a un buen ángulo de giro de la dirección y se incorpora en lo cruces con una gran facilidad. Además el motor 1.6 TDi que probamos en la unidad, es bastante ágil y también es contenido en cuanto a consumo se refiere en marchas cortas.
       

          Como ayuda a los desplazamientos por ciudad el Skoda Octavia incorpora el sistema Start & Stop y avisador de cambio de marchas óptimo con display de información en el cuadro principal, en el que también, se puede obtener información del consumo extra que esta suponiendo el circular con el aire acondicionado activado en determinado momento de nuestra travesía con el Skoda Octavia.

          Los sensores de parking y el encendido de luces automático también se convertiran en un buen aliado mas del Skoda Octavia para las jornadas por la ciudad.

          La comodidad de los sillones favorecieron el disfrute del viaje, ya que sin llegar a ser asientos deportivos, ofrecían una sujeción y una comodidad parecida y muy propia de una berlina de mayor precio.

- Interior y exterior del Skoda Octavia:

          
          Comenzando el análisis desde el exterior, con respecto al modelo anterior, las líneas del Octavia han sido totalmente renovadas. Siendo estas similares a las del Skoda Rapid, el Octavia ofrece una variedad en las líneas que no todos apreciaran, dada la similitud entre los modelos, aparte del aumento de tamaño por supuesto.


          En el frontal destacan los faros del Skoda Octavia separados por la gran parrilla central y un logo en blanco y negro, ya mostrado en el Rapid con un toque mas moderno y elegante. El logotipo de la marca sueca viene acompañado desde la luna delantera por dos líneas en el capó que realzan en el frontal el propio logotipo.


          A su vez los faros de niebla delanteros se encuentran en la parte inferior de la defensa y separados por una gran parrilla negra que hace lucir mas voluminoso al Skoda Octavia.

          En el lateral, Skoda ha marcado la línea que va desde el lateral de la defensa delantera hasta el portón del maletero, haciendo que el Skoda luzca mas alto de lo que ya es. También remarcar los led de intermitencia insertados en los retrovisores discretamente


          En la parte posterior, los faros traseros cuadrados, con la iluminación en C característica de los nuevos modelos de Skoda, lucen al Octavia como una berlina distinguida y moderna capaz de competir en estilo con cualquier otro vehiculo del mercado.

          Lo mas destacado de la parte posterior del Octavia es el sistema de apertura del portón integro que facilita en gran medida la total ocupación del espacio de carga que posee el vehiculo que cuenta con un maletero que puede llegar a cargar 590 litros de equipaje.


          Las llantas del Skoda Octavia que tuvimos la ocasión de probar, eran de 16 pulgadas pero en opcionales pueden llegar a ser hasta de 18 pulgadas en función del gusto y la comodidad que deseen en los viajes.


          En el interior, tomamos posesión del asiento del conductor y al observar el cuadro, nos percatamos de que algo ha cambiado con respecto al Skoda Rapid. La consola central se ha estirado y determinados materiales han cambiado. A mano izquierda, los controles para subir los 4 elevalunas nos ofrecen opciones automáticas de subida y bajada en las cuatro ventanillas. En el frontal del puesto de conducción encontraremos el volante de piel desde el que se puede acceder a muchos controles de los dispositivos del vehículo y los mandos de control de la radio así como de el dispositivo de control del ordenador de a bordo.


          Hablando del ordenador de a bordo, este ofrece múltiples opciones de consulta entre las que podremos ver las emisoras de radio que suenan o las canciones del reproductor de CD Mp3 o la toma de entrada USB o tarjeta SD, estado de las alertas del vehículo, consumo medio, longitud del trayecto realizado, autonomía para el mismo y un modo que nos indica que elementos del vehículo, externos al motor, están alterando el consumo de combustible del mismo, como puede ser el aire acondicionado o llevar las ventanillas abiertas (en el caso del primero nos indicaba los litros por kilómetro que eran consumidos haciendo uso del mismo).




Para  darle un toque de distinción al Skoda Octavia con respecto al Rapid, se han cromado los cercos de los aireadores, las ruedas que manejan el aire acondicionado, la palanca de cambios, también acabada en cuero como el volante y el freno de mano junto con la consola central se ha adornado con un marco gris cromado para hacer que destaque en el interior del vehiculo. El Skoda Octavia esta incorporado con guantera refrigerada.


          En cuanto a el resto de equipamiento del Skoda, decir que cuenta con sensores de parking traseros, sensor de lluvia y encendido de luces automático, reposacabezas en las tres plazas traseras y entradas de aux, tarjeta SD y USB.



- Precios y equipamientos bases:


          La opción mas básica del Skoda Octavia viene con un motor de gasolina 1.2 TSi con 105 caballos con un precio que ronda los 18.000 euros. teniendo en cuenta el tamaño del vehículo y las prestaciones que nos aporta este motor no esta nada mal. El siguiente en precio es el 1.6 TDi con un precio cercano a los 20.000 euros.


          Si nos vamos al otro extremo, la opción mas costosa, quitando el ya estrenado Octavia RS es el que monta el motor 1.8 TSi de 180 caballos y cambio automático DSG. Esta comparativa esta vinculada solo a el motor que desee adquirir cada uno con el pack mas básico que se pueda elegir para ese motor.


          En cuanto a equipamientos opcionales, Skoda ha aumentado el abanico de extras seleccionables para el Octavia. En este se incluye programador de velocidad activo, alerta por cambio involuntario de carril, sistema de intercambio de luces para carreteras oscuras, sistema de frenada preventiva, detector de fatiga, y sistema de reconocimiento de señales entre otros. Estos son los sistemas de seguridad que se han añadido. También se puede seleccionar en el interior tapicería de piel, climatizador, navegador de abordo con pantalla táctil, llantas de mayor diámetro, etc…


TESTED CARS
Publicar un comentario en la entrada