Prueba de carretera Skoda Rapid

          Estos días ha llegado a nuestras manos un recién llegado a los concesionarios, en concreto, la primera unidad que sale a la calle en la isla de Tenerife del nuevo modelo de Skoda, el Rapid.


          Hemos tenido el placer de estrenar esta primera unidad durante todos los días de la Semana Santa y ha merecido la pena porque, el Skoda Rapid nos ha sorprendido en gran medida. De las tres versiones en las que está disponible nuestra unidad monta la Ambition, la intermedia de la gama.


          Descubran este nuevo modelo de la marca Checa, bienvenidos a la prueba de carretera del Skoda Rapid.


- Motor del Skoda Rapid:


          El Skoda Rapid que hemos probado monta un motor TDI de 1598 centímetros cúbicos, el único diesel disponible en toda la gama, de cuatro cilindros en linea y 105 caballos de potencia máxima denominado 1.6 TDI CR.

          Con cambio manual de cinco marchas y unas emisiones de CO2 de 114 gramos por kilómetro, la mas baja en toda la gama de motores, el fabricante facilita un consumo medio de 4,4 litros a los cien kilómetros, un valor de consumo con el que se impresiona a cualquiera que lo lea y a nosotros, que hemos comprobado que esa cifra es completamente cierta.


- Prueba de autopista Skoda Rapid:


          En esta ocasión nos hemos centrado en la prueba de autopista del Skoda Rapid en analizar la agilidad y estabilidad en autopista, la visibilidad desde el habitáculo al exterior y el consumo de combustible.

          Para analizar la agilidad del Skoda Rapid, entre otras cosas, decidimos comprobar como se comporta el motor diesel del Skoda para realizar un cambio de carril de manera rápida y segura. A partir de los 90 kilómetros por hora, en quinta marcha, el motor se adueña por completo del coche y permite realizar un cambio de carril de manera rápida, con una buena respuesta del motor, sin necesidad de reducir a cuarta marcha. Los puntos mas flojos en cuanto a agilidad los hemos encontrado en la dirección y en las suspensiones. La dirección del Skoda Rapid es de un tarado muy suave, perfecta para la ciudad pero no tan apropiada para autopista, lo que nos hará tener que efectuar correcciones mas a menudo para describir una trayectoria lo mas uniforme posible. Por otro lado, las suspensiones del Skoda Rapid son algo duras y muchas de las imperfecciones del asfalto las transmite al vehículo restando algo de confort y pudiendo dar la sensación de perdida de estabilidad en curvas a velocidad de autopista. La quinta marcha del Rapid es bastante larga, a 120 kilómetros por hora el motor del Skoda gira a 2100 revoluciones por minuto y a 140 kilómetros por hora a 2500 revoluciones por minuto.


          En cuanto a la frenada no hemos podido obtener una conclusión muy realista, teniendo en cuenta que es un coche que se esta estrenando y sus frenos están nuevos, por lo que el rendimiento aún no es el cien por cien óptimo hasta tener un mínimo desgaste. Aún así, hemos podido apreciar que el Skoda comienza a frenar nada mas rozar el freno, sin necesidad de pisar mucho el pedal para empezar a apreciar la frenada como en muchos otros vehículos, lo que le aporta una sensación de seguridad y confianza extra ante la frenada. El Skoda Rapid monta frenos de disco delanteros ventilados y traseros de tambor. De serie, todas las futuras unidades del Skoda Rapid incorporarán también discos de freno en las ruedas traseras.

          Visibilidad en el Skoda Rapid. Podemos destacar que desde sus retrovisores exteriores, los cuales comparte con el Volkswagen Polo, se puede tener controlado ambos laterales del coche con bastante eficacia aunque el espejo crea un efecto de cercanía aumentado con respecto a los vehículos que nos rodean, perfecto para aumentar la seguridad y ser mas cauteloso antes de cambiar de carril. Por otro lado, el retrovisor interior corrige éste aumento de cercanía, da una visión mas real de la cercanía con otros vehículos y a su vez también refleja toda el área de la luna trasera. Los pilares centrales y los bajantes delanteros no restan visibilidad al conductor del Skoda Rapid durante la marcha y concluimos con que en general, la visibilidad está muy bien estudiada para ofrecer al conductor la mayor seguridad posible tanto en autopista como en ciudad.


          La gran sorpresa de la prueba de autopista llego al final de nuestro recorrido cuando miramos en el ordenador de a bordo el consumo de combustible y tras 170 kilómetros a una velocidad media de 83 kilómetros por hora el Rapid registró un consumo de 4,6 litros a los cien kilómetros, cifra muy mejorable teniendo en cuenta que en la autopista del Sur de la isla de Tenerife las pendientes abundan.

- Prueba de ciudad Skoda Rapid:


          Anteriormente en la prueba de autopista hablabamos sobre el comportamiento de la dirección del Skoda, la cual, para autopista puede resultar algo ligera. En la ciudad esto cambia y es este tarado suave de la dirección un gran aliado en las maniobras típicas de desplazamiento en grandes ciudades con mucho trafico. También, la dirección abarca un buen ángulo de giro bastante útil para aparcar, cambiar el sentido y la dirección de la marcha o maniobrar en espacios de reducida superficie.


          Las dimensiones del Skoda Rapid lo hacen perfecto para introducirse en el tráfico y desplazarse por calles muy estrechas. Después de 25 kilómetros de prueba por ciudad, a una velocidad media de 13 kilómetros por hora el consumo de combustible del Rapid fue de 6,7 litros a los cien kilómetros. Esta cifra es muy reducida teniendo en cuenta que íbamos con el aire acondicionado funcionando todo el rato.

- Interior y exterior Skoda Rapid:

          En el interior, el sonido del motor diesel con los cristales cerrados es muy poco perceptible y en general todo el interior es bastante confortable. Los elevalunas eléctricos están disponibles para las cuatro plazas, solo con bajada automática en la ventanilla del conductor y los traseros sólo accionables desde las plazas traseras. A partir de Junio, los elevalunas eléctricos traseros vendrán de serie con control desde la puerta del conductor.




          En el interior disponemos de muchos dispositivos como el aire acondicionado monozona, la radio cd con usb y entrada para cable auxiliar, un cómodo reposabrazos central, reposacabezas en las cinco plazas, anclajes isofix en las plazas traseras y diversas bandejas y huecos portaobjetos. En el interior de la guantera disponemos de entrada de llave para desactivación del airbag del copiloto, sincronizado con un indicar luminoso en la consola central que nos dará a conocer el estado del mismo.


          El equipamiento de Seguridad del Skoda Rapid incluye programa electrónico de estabilidad, airbags delanteros para conductor y acompañante, airbags laterales para conductor y acompañante, barra estabilizadora delantera y posterior y espejo interior antideslumbrante.





          Debajo del climatizador encontramos botones para la desactivación del control de estabilidad, cierre de seguros y calefactor térmico para eliminar la humedad de la luna trasera.


          Como parte del equipamiento, hay que destacar la empuñadura tanto del cambio como del freno de mano en cuero y el reposabrazos central con un compartimento portaobjetos en el interior del mismo. El tacto de la palanca de cambios presenta un recorrido corto pero preciso a la hora de engranar las marchas.



          El volante tapizado en cuero, ofrece controles para la radio con variación del volumen, emisora y preinstalación para control del teléfono móvil. El cuentakilómetros tiene una llamativa iluminación blanca, en él hace presencia útiles indicadores como es el de cambio de marchas óptimo para el ahorro de combustible e indicador de aceite a temperatura óptima.




          Este modelo, es el primer Skoda en incorporar las lineas exteriores que determinarán la nueva linea de modelos de Skoda para el año 2013 en adelante. El Rapid, comparte con el Skoda Octavia el sistema de apertura del portón completo y bajo el mismo, se encuentra el maletero que aloja un gran espacio de carga de 550 litros.


          El control del ordenador de a bordo así como su reseteo se lleva a cabo en el mando de los limpiaparabrisas derecho, en el se ofrecen datos como el consumo de combustible instantáneo, consumo de combustible medio, velocidad media, recorrido, etc...


          Antes destacamos las lineas exteriores novedosas para Skoda 2013 que estrena el Rapid. Estas características son visibles en el frontal del vehículo donde se ha querido disponer todo con la mayor compacidad posible imponiéndose la parrilla y los faros alargados con el símbolo de Skoda renovado en el centro de la parrilla.



          Los faros de niebla delanteros cierran una imagen y diseño innovador para la marca Checa introduciendo en el mercado una berlina llamativa y elegante. 




          En la parte posterior destacan los faros traseros que recuerdan a los del antiguo Volkswagen Bora y la defensa trasera que prácticamente abarca toda la superficie trasera volviendo, a la sensación de compacidad que se adueña de todo el exterior del Skoda Rapid.


          Esta versión del Skoda Rapid incorpora de serie llantas de 15 pulgadas de aleación de 5 radios con neumáticos 185/60/R15.


          Como curiosidad el uso de este vehículo supone en comparación con un vehículo que consumo 12 litros de combustible a los cien kilómetros, gasto común en coches de mas de 12 años de antigüedad y con tecnologías menos avanzadas, supondría que poco antes de los 250.000 kilómetros de uso el coche nos habría salido completamente gratis si consideramos el litro de gasolina a 1 euro y entregando nuestro antiguo coche al plan PIVE.

          Con la llegada del Skoda Rapid a los concesionarios, nos encontramos ante una buena oportunidad de adquirir lo que se denomina hoy en día "compra inteligente". Un vehículo muy equilibrado en cuanto a calidad y precio (esta unidad a partir de 15.930 euros sin plan PIVE) y muy importante, con un bajo consumo de combustible.


TESTED CARS
Publicar un comentario