Prueba Volkswagen Amarok

          Después de dos intensos días de prueba, hoy en Tested Cars os presentamos la prueba de carretera de un vehículo que nos atrevemos a calificar de sorprendente. La marca alemana Volkswagen, se ha estrenado en el segmento de los todoterrenos denominados Pick-Up con el Volkswagen Amarok y bajo nuestra valoración especial han acertado de lleno.

          Un vehículo preparado para el campo, para las pistas de montaña mas abruptas, dotado de serie de unas dimensiones estudiadas para solventar grandes obstáculos, con un espacio de carga generoso y todo esto sin renunciar a un buen diseño exterior.

          Con un acabado interior sencillo pero preparado para deleitarnos y un consumo de combustible que no hará que tiemble nuestro bolsillo, el Volkswagen Amarok es el complemento perfecto si eres de esas personas que no se conforma con la rutina del día a día porque, estamos seguros de que este vehículo te cautivará y te aportara la necesidad de disfrutar de esas escapadas fuera del horario de trabajo tan añoradas por todos nosotros.

Bienvenidos a la prueba de carretera del Volkswagen Amarok.


- Motor, prestaciones y especificaciones técnicas del Volkswagen Amarok:


          El Volkswagen Amarok que hemos probado monta un motor diesel sobrealimentado con dos turbocompresores en serie e intercooler, una cilindrada de 1968 centímetros cúbicos y 4 cilindros en linea denominado 2.0 BiTDI. Este motor de inyección directa con tecnología Common-Rail es capaz de generar una potencia máxima de 163 caballos a 4000 revoluciones por minuto, una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 11,1 segundos y una velocidad máxima de 181 kilómetros por hora.


- Seguridad del Volkswagen Amarok:


          El Volkswagen Amarok cuenta de serie y para todas las versiones con airbag para conductor y acompañante, este último con desactivación mediante llave, cinturones de seguridad delanteros regulables en altura, anclajes isofix en las plazas traseras, dispositivo de inmovilización electrónica del vehículo, protección de bloqueo de volante, luces antiniebla delanteras, luces laterales, tercera luz de freno e iluminación en el compartimento de carga, control de tracción y sistema de frenada ABS con un modo especial para territorio off-road, que reduce la distancia de frenado sobre terrenos con presencia de arena o barro.

          Nuestra unidad de pruebas incorporaba como opcional, control electrónico de estabilidad ESP con control de descenso y asistente al arranque en pendiente Hill Holder.

- Prueba de ciudad del Volkswagen Amarok:


          En esta ocasión nos enfrentamos a un coche que dadas sus dimensiones no es el mas apropiado para defenderse desahogadamente en la ciudad, sin embargo, una vez te acostumbras a el resulta fácil de conducir.

          Al iniciar la marcha con este motor, el Amarok se defiende bastante bien en parte gracias a la primera marcha de la caja de cambios que es bastante corta y da al Amarok mucha agilidad para realizar las maniobras necesarias de la conducción en ciudad. También ayuda en gran parte la altura del puesto de conducción que aporta al conductor del Volkswagen Amarok una buena visión de la carrocería y de las zonas que podrían resultar mas conflictivas para conducir en zonas de mucho trafico.

          Otro punto a favor para el Volkswagen Amarok es el Hill Holder, este asistente para el arranque en pendiente impide que el Amarok retroceda sin control en las pendientes permitiéndonos retomar la marcha tranquilamente de manera bastante precisa en su conexión y desconexión, no retardando la salida del Amarok al reanudar la marcha.

          El sonido del motor en el interior del habitáculo rodando con el Amarok a baja velocidad es perceptible cuando el motor está trabajando a un régimen elevado de revoluciones. En autopista, el sonido del motor se vuelve imperceptible al llevar el motor a un régimen menor de revoluciones.

          Durante el transcurso de la prueba no hemos detectado ningún comportamiento negativo en la frenada del Volkswagen Amarok, aunque cabe citar que hay que pisar bien el pedal de freno ya que en el recorrido inicial del pedal frena muy poco. El Amarok incorpora frenos de discos ventilados en las dos ruedas delanteras y traseros de tambor.

          Por otra parte, las suspensiones del Volkswagen Amarok no son incomodas para la conducción en ciudad. No son tan cómodas como las de un todoterreno SUV, en las que casi no hay diferencia con las de un turismo convencional, pero conociendo la finalidad de las suspensiones del Amarok, territorios Off-Road, no transmiten todas las imperfecciones o baches de la carretera al conductor por lo que las consideramos cómodas con respecto a otros vehículos similares al Amarok.

          En el transcurso de esta prueba hemos recorrido 37 kilómetros con el Volkswagen Amarok por la ciudad de Santa Cruz de Tenerife con un tráfico bastante denso y el ordenador registro un consumo de 8,9 litros a los cien kilómetros de consumo de combustible, una cifra realmente muy buena para el Volkswagen Amarok.

- Prueba de autopista del Volkswagen Amarok:


          El objetivo de la prueba de autopista del Amarok lo basamos en obtener datos acerca del comportamiento y estabilidad en las curvas. También quisimos observar y analizar el comportamiento frente al viento, muy presente en la autopista del sur de Tenerife y obtener una buena aproximación del consumo de combustible en autopista.

          Para analizar el comportamiento y la estabilidad en curvas, los factores principales que intervienen son las suspensiones, la dirección y el peso del vehículo. Con esto en la cabeza nos hemos metido de lleno en la autopista del sur de la isla en la que las curvas pronunciadas y con peraltes abundan y el Amarok no nos ha fallado en ningun momento. A 120 kilómetros por hora, la sensación de agarre al suelo, la casi total inexistencia de balanceo y la suavidad presente en la dirección durante las maniobras nos han demostrado que el Volkswagen Amarok en autopista sobresale.

          Ya de vuelta al norte por la autopista del sur de la isla decidimos probar el comportamiento frente al viento del Volkswagen Amarok en el tramo de autopista que cruza el Parque Eólico de la isla. La verdad es que tuvimos buena suerte y sorteamos unas cuantas ráfagas de viento. Con los cristales cerrados el Amarok se mantiene inalterable por la presencia del viento. Si es verdad que algo del empuje que desarrolla el viento sobre la carrocería del Volkswagen Amarok se transmite al volante pero en comparación con muchos turismos, que dado su diseño y la arquitectura de su carroceria son mas seguros frente al viento, hemos quedado muy sorprendidos del comportamiento de esta pick-up en presencia de viento.

          Después de 278 kilómetros por autopista, el Volkswagen Amarok registró un consumo de combustible de 7,7 litros a los cien kilómetros.


- Prueba Off-Road del Volkswagen Amarok:


          El Amarok dispone de tracción a las cuatro ruedas, denominada 4MOTION. Esta tecnología es eficaz en terrenos cuyo principal factor es la baja adherencia que ofrecen como pueden ser terrenos mojados, con barro, arena suelta o en presencia de hielo. Con el sistema 4MOTION se consigue que el par del motor se distribuya de forma variable a cada una de las 4 ruedas, adaptándose al terreno en el que nos encontremos incrementando notablemente la seguridad y haciendo la conducción mas sencilla. Este tipo de sistema de tracción a las 4 ruedas presenta como ventajas un inferior nivel de ruidos y una menor necesidad de mantenimiento. Cabe destacar en este apartado que en el Volkswagen Amarok la tracción a las cuatro ruedas es desconectable mediante un botón situado en la consola central mediante el cual el Amarok pasa a estar en modo tracción trasera. También, mediante esta tecla el conductor puede activar la reductora para lograr la máxima capacidad de empuje y afrontar los terrenos mas extremos y exigentes.

          En este apartado de la prueba es donde el Volkswagen Amarok realmente ha destacado. Es en estos territorios donde se encuentra en su verdadero entorno. Durante esta parte de la prueba nos dirigimos hacia unas pistas forestales que nos condujeron hacia unos caminos de montaña que pusieron al Amarok en todo tipo de situaciones.


          En primer lugar, nos dirigimos a un lugar cuyo destino es que los todoterrenos de competición y trial prueben sus mejoras. Lo primero que probamos nada mas llegar es el control de descenso ya que la entrada consta de una bajada de tierra pronunciada. Activamos el modo 4x4 LOW y el botón del control de descenso y comenzamos a descender. Este asistente se encarga de frenar automáticamente el Amarok si está activada la función off-road posibilitando un descenso seguro y controlado. La sensación de control y la seguridad que aporta este asistente al Amarok esta muy lograda.




          Otro tramo de bajada nos trajo una situación mas comprometida. Aquí nos sorprendió un tramos en el que inevitablemente nos quedamos con una rueda en el aire y el coche detenido, el Amarok lo pudo solucionar y nos ha valido para comprobar la eficacia de sus suspensiones y el sistema 4MOTION, aun con una rueda en el aire, la pick up de Volkswagen supo arreglarselas para llegar al final de la montaña.


          Después de la bajada, comenzamos la labor de subida. Aquí el Amarok vuelve a demostrar los grandes avances de Volkswagen por hacer un vehículo que supere todo tipo de situaciones. Comienza la subida con la reductora activada y el Amarok comienza a avanzar de un modo muy suave y sencillo superando grandes obstáculos sin mucha complicación. Gracias al asistente de arranque en pendiente, si nos detenemos en algún momento la reanudación de la marcha es mas sencilla.




          La capacidad del Volkswagen Amarok en territorio off-road se define por una serie de parámetros como la capacidad de trepada o capacidad de ascenso que es de 45º, un ángulo de ataque de 28º, un ángulo de salida de 23,6º, un ángulo de rampa de 23º y una inclinación lateral admisible o inclinación transversal de 49,7º a la izquierda y 50,8º a la derecha. Estas medidas determinan que el Volkswagen Amarok es un vehículo con buenas prestaciones para pistas de montaña y a nosotros nos lo ha demostrado.




-Visión exterior del Volkswagen Amarok.


          Al observar las curvas del Volkswagen Amarok, nos damos cuenta que Volkswagen no sólo ha buscado rendimiento en éste vehículo, sino que también ha buscado llamar la atención estéticamente.

          Comenzando por el frontal, destaca la gran parrilla en la cual se incorpora el logotipo de la marca germana. A los lados de la misma, los faros con luz diurna incorporada aumentan el aspecto de anchura y robustez del Volkswagen Amarok. La defensa delantera aloja en sus laterales dos faros de niebla con los ribetes cromados, los cuales también se hacen visibles en la parrilla y en la entrada de aire de la parte baja de la misma.




          Siguiendo por el lateral, los grandes espejos retrovisores con el inferior cromado le dan un toque de buen acabado y dada su gran superficie resultan muy útiles para circular y tener controlado todo el entorno que rodea al gran Volkswagen Amarok.


          Avanzando hacia la parte trasera del Amarok, nos encontramos la caja que cubre la zona de carga del vehículo. Esta opción la hace mas funcional a la hora de cargar objetos en la parte posterior que no puedan ser mojados por la lluvia o estropeados por el sol.


          En la zona posterior lo primero que destaca al mirar el Volkswagen Amarok son los dos grandes pilotos traseros. Éstos cubren casi la totalidad del lateral posterior del Amarok hasta llegar al portón de carga en el cual podemos ver otro gran sello de la marca alemana Volkswagen, como también los anagramas del modelo. Debajo del portón, la gran defensa trasera con acabado cromado le aporta un toque distinguido al Amarok.



- Visión interior del Volkswagen Amarok:

          El Volkswagen Amarok aloja en su interior un buen equipamiento con el sello de la casa Volkswagen, un diseño sencillo pero con todo lo necesario y mas.


          Comenzando por la parte inferior de la consola central encontramos la palanca de cambio de marchas. En su perímetro se encuentran los botones que activan la tracción integral y la reductora con sólo avanzar con las flechas indicadoras. Cuando cambiamos el modo de tracción, se enciende un testigo en el cuadro que nos indica el tipo de modo en el que nos encontramos. También podemos encontrar un botón que desactiva el control de tracción y una toma de corriente de doce voltios junto al mechero.





          Los asientos delanteros y traseros son bastante confortables. Sorprende al subirse por primera vez al Volkswagen Amarok en el puesto del conductor, lo lejos que estas con respecto al copiloto y la amplitud interior del Amarok. Tanto las plazas delanteras como las traseras son muy amplias y pueden dar cabida sin nungún problema a cinco pasajeros de estatura grande.


          El funcionamiento de la radio, equipada con lector de cds mp3, control de usb, sd card y bluetooth para el teléfono es muy sencillo. También, el climatizador es fácil de utilizar y se incrementa su uso al estar bien situado para la vista y la mano del conductor.



          El Volkswagen Amarok es una unidad muy equilibrada. Útil para la vida en ciudad y con un gran potencial que aprovechar en la montaña. Esperamos que hayan disfrutado de la prueba. Si desean mas información, al final hay una zona de comentarios donde podéis consultarnos cualquier duda acerca del modelo y estaremos encantados de ayudarles en todo lo que podamos.


TESTED CARS
Publicar un comentario