Prueba Skoda Superb 2016

En esta ocasión presentamos un vehículo llamado a destronar determinadas berlinas del mercado actual según el fin para el que fue creado. Hablamos de la tercera generación del Skoda Superb, un vehículo elegante, refinado y con muchos detalles inesperados. Bienvenidos a la prueba del Skoda Superb.


Motor del Skoda Superb.


El motor que tuvimos la oportunidad de probar en el Skoda Superb era la versión 2.0 TDi de 150 CV. Un motor que, como ya conocemos de otras pruebas se muestra en una disposición lineal con 4 cilindros y un par motor de 340 Nm que se desarrolla entre las 1750 y las 3000 rpm.

Esto acoplado a una de las mejores cajas de cambios automáticas del mercado y que hemos tenido oportunidad de probar, la caja DGS de 6 velocidades, hacen de esta combinación la perfecta sintonía entre comodidad y entrega en este Skoda Superb.


El motor se muestra suave y con una entrega de potencia muy equilibrada, capaz de transportarnos de las calles lentas y sinuosas a las altas velocidades de las autopistas sin casi enterarnos.

Las otras opciones de motor disponibles para el Skoda Superb son las siguientes.

En cuanto a las versiones de gasolina se encuentra momentaneamente la versión 1.4 TSi de 150 CV, cuatro cilindros en linea y 250 Nm de par motor. Este motor se puede adquirir con una caja de cambios manual de 6 velocidades y una caja automática DSG de 7 velocidades, mas corta que la del TDi pero con mayor relación para ayudar al propulsor a tirar por los casi 2000 Kg del Skoda Superb.

Tambiés esta disponible en versión de tracción a las 4 ruedas solo estando disponible con caja de cambios manual de 6 velocidades.

Para las versiones diésel, encontramos 3 variantes de motor:


El primero y más sencillo es un motor 1.6 TDi de 120 CV con cuatro cilindros turbo e inyección directa Common Rail, capaz de generar 250 Nm de par motor, también disponible con transmisiones manual de 6 velocidades y DSG de 7 velocidades.

El segundo, el motor 2.0 TDi del que pudimos disfrutar en la prueba. Con 150 CV da la sensación de ser un motor muy equilibrado y potente para mover con soltura y deportividad al Skoda Superb. Este motor se encuentra disponible con transmisión manual de 6 velocidades y tambien una DSG con 6 veocidades, mas larga y progresiva que las anteriores.


También hay disponible una versión de este motor con tracción integral y sólo es seleccionable con una caja de cambios manial de 6 velocidades.

Por último, el mas potente de la gama, el 2.0 TDi con 190 CV de potencia. También con 4 cilindros en linea turbo diésel de inyección directa desarrolla 400 Nm de par motor. Este motor está disponible en tracción delantera e integral.


La tracción delantera esta disponible en transmisión manual de 6 velocidades y la DSG de 6 velocidades también. En cambio, la tracción integral de esta versión de motor sólo está disponible con transmisión automática de 6 velocidades DSG

Prueba de carretera del Skoda Superb.


Como siempre en este apartado, la prueba comenzó por las calles de la capital, la mejor zona para comprobar la capacidad de los vehículos para moverse por calles transitadas, y el Superb no iba a ser una excepción. 


Es verdad que puede parecer un vehículo complicado para manejarse por la cuidad, pero si uno va con paciencia y disfrutando de los trayectos, no tardaremos en fijarnos en que es un vehículo cómodo a pesar de sus 4.87 metros de longitud. Sus grandes espejos laterales nos permiten una visión bastante amplia, necesaria para controlar los virajes del Skoda Superb. Esto sumado a las múltiples ayudas como los sensores perimetrales hacen de nuestra circulación más agradable.

Otras ayudas a la conducción como el sistema de arranque en pendiente, el avisador de ángulo muerto, el encendido de luces automáticas y los sensores de lluvia entre otras cosas nos harán más llevadera la conducción.


El motor TDI 2.0 de 150cv, junto con la caja de cambios DSG de 6 velocidades nos hicieron la conducción más agradable y suave. En cualquier situación, el Skoda Superb solventó con gran soltura todos los posibles desniveles que se presentaron en su camino. La caja de cambios con embrague doble se mostró suave tanto en las salidas desde cero como en los cambios de marcha. 

En cuidad, un total de 39 kilómetros nos dieron un consumo de 6.1 litros/100km, algo bastante positivo teniendo en cuenta los 1600 kilos que pesa el Skoda Superb. Todo esto acompañado del sistema Start&Stop y un gran reglaje mecánico que ayuda a ahorrar combustible al máximo.

Prueba de autopista del Skoda Superb.


En la autopista, el Skoda Superb demostró una vez mas que es un coche que ha sido destinado, no solo para ser elegante, sino también para ser un cómodo compañero de viaje.


Grandes y cómodos sillones con acabado en cuero, calefactables, amplios espacios interiores y una gran insonorización con los aspectos mas destacables en el Skoda Superb.

Al poner la palanca en la D y dejar que la gestión electrónica actúe sobre el cambio a su antojo, cuando entramos en la autopista, la sonoridad del motor diésel desaparece y tendremos la sensación de estar en una carretera en la que sólo transitemos nosotros.


En los trayectos de autopista, la concentración es importante, por ello, para no tener que apartar la vista durante mucho rato, la pantalla central del cuadro de relojes, nos ofrece una amplia información de todo lo perteneciente al Skoda Superb. Consumos, navegación, música, asistentes de conducción y una larga lista de etcéteras.


En las plazas traseras, el espacio con respecto al sillón delantero, reglado a mi altura (aproximadamente 1,85m), el ocupante de la plaza trasera tiene un espacio mas que generoso para ubicarse en la posición que desee. No discreparemos si alguien quiere conducir por nosotros con semejante comodidad.


Las sensaciones al volante del Skoda Superb son muy buenas gracias a la dirección regulable electrónicamente y de selección manual gracias a los posibles cambios de modo de conducción entre ECO, Comfort, Normal, Sport y un modo especial, configurable al gusto del conductor.

En la prueba de autopista, el Skoda Superb registró un consumo total de 5,1 l/100km en una prueba de 115 km, algo muy muy destacable en un coche que pesa 1500 kg.

Visión exterior del Skoda Superb.


A partir de aquí, el Skoda Superb que tuvimos la ocasión de probar, podemos decir que juega en desventaja con el resto de la gama. No en cuestiones de cotas o espacios pero si en equipamiento ya que dicha versión es la más equipada de la gama. La denominada Laurin&Klement.


Comenzando por el exterior, los cambios no son muy significativos. Con la plataforma C-Vision que estrenó Skoda al empezar con la producción de la nueva gama, se ve que las líneas de los modelos de la marcha checa siguen el mismo patrón.


En la parte frontal, las imponentes líneas del capó se enlazan perfectamente con el perfil de los faros Bi-Xenón con un diseño de luces diurnas con forma de L, parecen estar tallados en un cristal de  diseño. Más abajo, el diseño de la defensa, con lineas abultadas y con perfiles geométricos, integran los faros de niebla y una entrada de aire con perfiles longitudinales elegantes.


El Skoda Superb de perfil nos sigue mostrando los faros y la unión del capó con la aleta es redondeada y estilizada. Las partes bajas también poseen ángulos presentes por toda la carrocería. A media altura, la línea avanza de los pasos de rueda hasta el comienzo de los faros traseros.



 Las lunas laterales son grandez y permiten una gran entrada de luz al interior del habitáculo. Los espejos grandes y con los intermitentes integrados redondean un lateral con mucha clase. El distintivo Laurin&Klement acompañan a unas grandes llantas de 19 pulgadas con radios negros y pulidos son perfectos para acompañar a este vehículo de grandes dimensiones y diseño.


La parte trasera del Skoda Superb integra una mezcla de líneas cóncavas y convexas que se vienen mostrando desde la salida al mercado del Skoda Rapid.  Los faros traseros con tecnología LED tienen aristas angulares y una sensación de elegancia muy propia de un coche de diseño. El juego de luces crean una armonía visual muy llamativa y cautivadora.


Uno de los detalles más a tener en cuenta, es que el maletero del Skoda Superb posee una apertura completa del portón mas el cristal, para preveernos de un acceso más que directo a los 625 litros de capacidad del maletero.


Diseño interior del Skoda Superb.


En el interior es en la zona que más cambia el Skoda Superb con paquete Laurin&Klement de la versión normal.


Al entrar en el Skoda Superb nos damos cuenta de la sensación de serenidad muy propia de una berlina de gran talla.


A simple vista, al abrir la puerta, nos fijamos en que los detalles marcan la diferencia, y es que en este Skoda Superb, los detalles abundan, como el hueco que se encuentra en la puerta con dos paraguas alojados en ellos, los cuales poseen un conducto propio para descargar el agua que acumulen los paraguas, sin miedo a que pase al interior del vehículo.


Empezando por la posición del conductor, vemos el volante multifunción con recubrimiento de cuero, muy agradable al tacto y con un diseño de tres radios muy estilizado. Si nos fijamos en el fondo, tras el volante, observamos que el cuadro también cambia. Las esferas negras se han acompañado de un marco beige y  la retroiluminación blanca dan serenidad y comfort en los viajes con poca luz.


En la consola central con encontramos con múltiples detalles muy minuciosamente cuidados. Los aireadores con los bordes cromados y las molduras negro piano, acompañan a la pantalla del navegador, colocada a media altura para no tener que desviar la vista de la circulación. Desde ella se puede controlar la radio, los dispositivos de entrada auxiliares, el bluetooth y todos los parámetros del ordenador de a bordo del vehículo.


Más abajo, los mandos del climatizador Bi-Zona junto a los activadores de los sillones calefactables. En la parte central, entre los dos asientos, se encuentra el seleccionador de cambio de la caja DSG con la que contaba nuestro Skoda Superb y a su alrededor, encontramos todos los botones que activan y neutralizan los sistemas de ayuda a la conducción, desde los sensores de aparcamiento hasta el control de tracción o la apertura remota del portón trasero.


Hasta el final de la consola, se extiende la inserción en negro brillante en cuya parte exterior se encuentra el logotipo de indentifica esta versión Laurin&Klement.


Los asientos de cuero beige, especiales para esta versión, también portan el logotipo prensado de Laurin&Klement, y dan una sensación de comodidad y sujeción bastante buena. En los traseros también se encuentra la talla del mismo símbolo al igual que en los umbrales de las puertas y las plazas traseras son dignas de los vehículos de transporte ejecutivo de más alto nivel.


El techo acristalado practicable nos proporcionará contacto directo con el exterior, así como iluminacón natural para el interior del Skoda Superb, que gracias a su tapizado claro, se muestra agradable y sofisticado a la vista.  


Todo esto viene acompañado de unas luces de cortesía disponibles en color verde, azul y beige. para poder personalizar al máximo un habitáculo del que no querremos bajarnos.

Equipamiento y opcionales del Skoda Superb.


Hay cuatro opciones de equipamicento para el Skoda Superb: Active, Ambition, Style y L&K.

La más básica de todas, la Ambition, viene de serie con el siguiente equipamiento:


Exteriormente con llanta de 16 pulgadas, molduras cromadas, faros de niebla y sensores de aparcamiento.

En el interior, nos encontramos con asientos delanteros ajustables en altura y traseros abatibles, volante multifunción, pack interior cromado, reposabrazos central con iluminación interior y tapizado de tela.


En seguridad, el Skoda Superb no escatima en nada. Tiene airbag de conductor y pasajero, laterales, de cabeza y de rodilla, todos los sistemas de conducción activa ESC como ABS, MSR y EDS entre otras cosas. También vienen sistemas ISOFIX, Front Assist, lunas traseras tintadas e inmovilizador electrónico.


Por último, en el apartado funcional, tenemos aire acondicionado bizona, cierre centralizado, portagafas, elevalunas eléctricos en las 4 puertas, freno de estacionamiento eléctrico, radio Swing con pantalla táctil de 5 pulgadas, 8 altavoces, bluetooth, tempomat para velocidad crucero y faros traseros LED.


En cuanto a extras, las posibilidades son cientos. Las opciones pueden ir desde faros FULL LED delanteros, techo solar panorámico, navegador con pantalla de 6,5 pulgadas, tapicería de cuero y llantas de mayor diámetro, hasta todos los sistemas de ayudas de conducción conocidos como el light assist, side assist, park assist, etc.


TESTED CARS.









Publicar un comentario