Prueba Volkswagen Beetle

          En esta ocasión despidiendo el verano probamos un vehículo que simboliza un icono del paso del tiempo, un icono que representa a muchas generaciones. Con el paso de los años su imagen se ha mantenido respetando lo que en el año en el año 1945 se dio a conocer como el primer vehículo para el pueblo, el primer Volkswagen. Bienvenidos a la prueba de carretera del Volkswagen Beetle.


- Motor del Volkswagen Beetle:


          En esta prueba de carretera, el Beetle que probamos monta un motor denominado 1.2 TSI. Este motor de 1197 centímetros cúbicos, 4 cilindros en linea e inyección directa de gasolina combinada con un turboalimentador homologa según el fabricante una potencia máxima de 105 CV (información motores TSI).


          La entrega de par en este motor está disponible entre el rango de 1550 a 4100 revoluciones por minuto asegurando una buena recuperación durante el cambio de marchas y dotando al coche de una buena agilidad mecánica durante la conducción. Desde que se acciona el pedal del acelerador el coche comienza a aumentar su velocidad sin retraso.


          La potencia máxima, de 105 CV, desarrollada por este motor gasolina se produce a las 5000 revoluciones por minuto.

- Prueba de autopista Volkswagen Beetle:



          Durante la prueba de autopista que realizamos al icónico Volkswagen Beetle, el puesto de conducción nos trasmite una sensación de que el vehículo ha sido bien pensado. Los mandos necesarios para la conducción y los periféricos como la radio, el climatizador y demás quedan a la vista y al alcance del conductor. Con las ventanillas subidas el silencio es completo en el interior.


          La buena agilidad que da este motor al coche, que lo dota de rapidez para el cambio de carril y otras maniobras necesarias que requieran de un poco de aceleración extra, así como la caja de cambios de seis velocidades hacen que en autopista el coche este muy bien compensado. Desde el puesto de conducción, la visibilidad lateral y trasera no es la óptima pero después de unos cuantos kilómetros nos deberemos haber acostumbrado sin problema a la forma de este vehículo, que condiciona su visibilidad hacia el exterior. El intermitente por ráfagas, que presionándolo da tres ráfagas de intermitencia y para solo, es muy practico para los cambios de carril.


          Todas las versiones llevan de serie seis airbags y control de estabilidad.


          La suspensión del Volkswagen Beetle firme en el paso por curva da al vehículo una sensación de seguridad y agarre muy buena. En autopista, la dirección asistida electromecánica, que cambia en función de la velocidad se vuelve más rígida y precisa a alta velocidad y aporta una gran sensación de seguridad.

          Durante esta prueba de autopista, el Volkswagen Beetle registró un consumo un poco por encima del especificado por el fabricante (5,9 l/100 km). Después de 80 kilómetros por autopista el consumo fue de 6,1 l/100 km.

- Prueba de ciudad Volkswagen Beetle:



          La prueba de ciudad del Volkswagen Beetle fue efectuada por carreteras secundarias en la isla de Tenerife, carreteras con muchas curvas y pendientes moderadas. Al igual que en la autopista, la sensación de agarre y de estabilidad del coche es estupenda. El volante de radio corto, la dirección electromecánica y la suspensión de tarado duro convierten al Beetle ante la presencia de curvas en una maquina muy ágil.

          La frenada del Volkswagen Beetle se comporta eficazmente. El poco recorrido del pedal de freno, es preciso y se acciona nada mas entrar en contacto con el pie sobre el pedal. El Volkswagen Beetle monta discos de freno delanteros ventilados y traseros macizos. Las ruedas de nuestra unidad de pruebas eran de la marca Bridgestone, modelo Turanza ER300 de dimensiones 215/55 R17.


          Un extra muy practico que monta este modelo es las luces de niebla con función de curva, que automaticamente al girar se enciende la del lado hacia el que tomemos la curva aumentando la luminosidad a ese lado de la calzada.

          Para facilitar la maniobra de aparcamiento el Volkswagen Beetle incorpora cuatro sensores de parking delanteros y cuatro traseros con indicador acústico de cercanía a obstáculos.

          Después de una prueba por ciudad de 85 kilómetros el consumo de combustible fue de 8,2 litros a los cien kilómetros.

- Interior del Volkswagen Beetle:



          El interior del Volkswagen Beetle esta bien acabado, con un diseño sencillo pero muy atractivo y con todos los extras necesarios para hacer de la conducción de este vehículo una gran experiencia.


          El salpicadero y los revestimientos de las puertas son acabados en el mismo color que la carrocería.


          El tapizado de los asientos es en tela diseño "Rous", con reposabrazos para las plazas delanteras. Este cuatro plazas, ultimo modelo del Volkswagen Beetle, es más largo y más ancho que su predecesor, pero más bajo. Mide 4,28 metros de longitud (15,2 centímetros mas), 1,81 metros de anchura (8,4 centímetros mas) y 1,48 metros de altura (1,2 centímetros menos). La principal diferencia de espacio en el interior se da en el maletero, que ahora tiene 310 litros de capacidad, 96 litros más que antes.


          La ergonomía caracteriza un habitáculo que armoniza a la perfección con el diseño dinámico del exterior. Con detalles como el salpicadero, que combina mandos e innovaciones tecnológicas y un acabado lacado que hacen del Beetle Cabrio un modelo único.


          La información que se muestra en el cuadro de instrumentos es abundante. Las tres esferas principales indican velocidad, revoluciones del motor y nivel de combustible en el depósito. También dispone de una pantalla en la que el ordenador de viaje da datos sobre la velocidad, el consumo, la distancia y la duración del trayecto, con opción de Trip A y Trip B. También es posible consultar la temperatura del aceite, del líquido refrigerante del motor y del exterior. Los relojes del centro muestran la temperatura del aceite, un cronometro y la presión a la que esta trabajando el turbo. Alrededor de las plazas delanteras hay muchos lugares donde guardar cosas. También, incorpora dos guanteras sin iluminación. Tampoco hay luz en los parasoles ni en las plazas traseras del coche.


          Los relojes del centro muestran la temperatura del aceite, un cronometro y la presión a la que esta trabajando el turbo. Alrededor de las plazas delanteras hay muchos lugares donde guardar cosas. También, incorpora dos guanteras sin iluminación. Tampoco hay luz en los parasoles ni en las plazas traseras del coche.


          El equipo de Radio "RCD 30"incorpora lector de cds y mp3. El sonido es repartido por ocho altavoces. La utilización de la radio es bastante sencilla e intuitiva.


- Exterior del Volkswagen Beetle:



          Lo primero que destaca es el carisma de este coupé y el inconfundible carácter del Beetle original. El nuevo Beetle tiene un aspecto más alargado y ancho. Esto es debido a un parabrisas más inclinado que junto con un techo más plano genera unas proporciones más dinámicas.



          La línea deportiva y musculosa del Beetle del siglo XXI transmite mayor dinamismo y exclusividad con sus nuevas líneas de equipamiento.



          Para información del Volkswagen Beetle Cabrio pueden seguir el siguiente enlace: Presentación Volkswagen Beetle Cabrio




          El Volkswagen Beetle está disponible en la Red de Concesionarios Volkswagen Canarias con un precio desde tan solo 17.370€.

TESTED CARS
Publicar un comentario