Pavimentos de hormigón

          Los pavimentos de hormigón poseen una serie de cualidades técnicas, ecológicas y económicas que los hacen óptimos en gran cantidad de situaciones. Dada su elevada durabilidad y reducido mantenimiento contribuyen a una mayor sostenibilidad económica y medioambiental y permiten un mayor aprovechamiento de los recursos utilizados para su construcción.

          En España su uso esta generalizado en aeropuertos, puertos, caminos rurales y entornos urbanos donde demuestran que realmente son una solucion óptima.

          Su aplicación en carreteras dispone de diversas soluciones constructivas en función del trafico al que vaya a ser sometido el pavimento, el tipo de explanada sobre el que se asiente y el clima. El hormigón del pavimento asume en todas las condiciones la responsabilidad estructural de resistir las tensiones originadas por las cargas del trafico, las variaciones de temperatura y la humedad ambiental.

          Ventajas medioambientales como el empleo de recursos naturales en los pavimentos de hormigón sin derivados del petróleo, la posibilidad de reciclarlos en su totalidad al final de su vida útil, la utilización de áridos reciclados procedentes de pavimentos existentes y la alta durabilidad evitando el consumo de nuevos recursos entre muchas otras ventajas medioambientales hacen de ellos una opción fuertemente comprometida con el medioambiente.

          En cuanto a la capacidad de drenar el agua de los pavimentos de hormigón son mas efectivos que los pavimentos de asfalto por lo que la seguridad se ve aumentada en caso de lluvia o agua en el pavimento.

          En función de la textura elegida, permiten obtener niveles de resbaladicidad y de resistencia al deslizamiento adaptados a cualquier trafico y condición meteorológica. Reducen la distancia de frenado lo que se traduce en una mayor seguridad para el usuario. A 50 km/h la distancia de frenado es un 10% menor en un pavimento de hormigón que en un pavimento de asfalto.

          Estudios llevados a cabo en algunos países demuestran que con el uso de estos pavimentos de hormigón se reduce el consumo de combustible del vehículo en un 1,1% en vehículos ligeros y del 6,7% en vehículos pesados.

          La luminosidad debido a su color claro funciona como una superficie difusora de los rayos luminosos en el, lo que facilita la percepción de obstáculos fijos y móviles en la vía.

          Los pavimentos de hormigón presentan una alta resistencia a los ataques de agentes químicos, son resistentes al fuego y no emiten gases tóxicos por lo que están particularmente indicados para garantizar la seguridad en el interior de túneles.

          El coste de construcción es similar al de otras soluciones pero la vida útil mucho mayor y no precisan de tanto mantenimiento por tanto los costes totales son siempre inferiores al de otra solución.

          Los pavimentos de hormigón, una buena solución para el medioambiente, la economía y la seguridad.

TESTED CARS
Publicar un comentario