Láminas Solares

          A la hora de adquirir un nuevo vehículo tenemos a nuestra disposición como extra, o en ocasiones de serie, la posibilidad de llevárnoslo con láminas solares instaladas en las lunas de las puertas traseras y el portón trasero.


          Esta opción, dejando a un lado la estética del vehículo, proporcionan una serie de ventajas.

          Las láminas solares protegen el vehículo de la entrada de los rayos ultravioleta, dependiendo del modelo hasta en un 99%, reduciendo el cansancio ocular y el deslumbramiento.

          Evitan que el interior coja altas temperaturas durante la exposición al sol, alargando la vida del interior conservando su aspecto, evitando la decoloración del tapizado y los plásticos manteniéndolo con buen aspecto con el paso de los años.

          Cuando un cristal se rompe lo hace en muchos pedazos que se esparcen por todo el interior del vehículo y en caso de accidente pueden provocar cortes. Las láminas solares impiden que esto ocurra, porque el film en la cara interior de la luna evita que los cristales salgan esparcidos por todos lados aumentando consideramblemente la seguridad de los pasajeros.


          Aumentan la intimidad y la seguridad al verse reducida la visión al interior del vehículo pudiendo dejar objetos en las plazas traseras sin miedo a que alguien pueda verlo y forzarnos el vehículo para llevárselas.

TESTED CARS
Publicar un comentario