Reconocimiento a CEPSA por su labor de conservación de vehículos históricos

El Club Mercedes-Benz Veteranos de Canarias ha homenajeado hoy a Cepsa por el perfecto estado de conservación de varios de sus vehículos cisterna para el transporte y distribución de combustibles de aviación en las Islas, que datan de entre 1960 y 1979 y están en perfecto estado de funcionamiento, a los que consideran parte del patrimonio automovilístico del Archipiélago




Al acto de homenaje, celebrado esta mañana en las instalaciones de RAHN en Los Majuelos, asistieron el director de Cepsa en Canarias, José Manuel Fernández-Sabugo; el director de Cepsa Aviación, Andrés Alonso; el gerente de RAHN STAR, Alejandro González, y la junta directiva del Club que otorgó el reconocimiento, encabezada por su presidente, Enrique López Cano. En el desarrollo del evento tuvo un especial protagonismo uno de los vehículos merecedores de la distinción: un emblemático camión cisterna construido para suministrar de agua desmineralizada a los B747 “Jumbo”, cuyos antiguos modelos precisaban este tipo de fluido para el aumento del empuje en determinadas circunstancias.

El Club de veteranos, que divulga y reconoce el patrimonio automovilístico de las islas, ha querido rendir homenaje y hacer socios de honor a un grupo de singulares e históricos vehículos, y a Cepsa “por el empeño puesto en conservar y promover nuestro patrimonio histórico del motor en las islas”. Se trata, a entender de los miembros del Club, de “unos camiones que por sus largos años suministrando combustibles a la aviación en los diferentes aeródromos y aeropuertos de las islas, se tornan sin duda alguna en parte de patrimonio automovilístico del Archipiélago y en parte de la historia de Canarias”.

Durante el acto de reconocimiento, el director de Cepsa en Canarias, José Manuel FernándezSabugo, agradeció el galardón y remarcó  que “el cuidado de las instalaciones y equipos ha sido siempre una seña de identidad en Cepsa, como muestra la enorme cantidad de equipos en diferentes áreas de negocio que continúan prestando servicio, tras el paso de los años, manteniendo los más altos estándares de seguridad y eficiencia”.

Para Fernández-Sabugo, “ello ha sido posible gracias a la concurrencia de varios factores: un excelente fabricante, como es Mercedes; un excepcional equipo humano que ha sabido manejar correctamente y mantener los equipos en perfecto estado de funcionamiento, como es el de Cepsa; y un concesioanrio  que en todo momento nos ha ofrecido tanto los repuestos como el asesoramiento preciso, en este caso RAHN”.

La puesta en marcha de la Refinería Tenerife en noviembre de 1930, como embrión de Cepsa (creada en 1929 para tal fin), propició la constitución de un servicio de suministro de combustibles de aviación en los aeropuertos canarios, comenzando por el de Tenerife Norte, en 1941, y alcanzando posteriormente a los restantes aeropuertos de las Islas.

En 1960, Cepsa incorporó al fabricante Mercedes como marca constructora de todos sus vehículos industriales empleados para el suministro de combustibles de aviación. El primero de ellos, matrícula GC-16211, fue equipado con una cisterna de 36 m3 y un sofisticado sistema de suministro. En 1971, Cepsa adquirió dos camiones con cisternas de 80 metros cúbicos de capacidad, necesarias para abastecer vuelos intercontinentales.


En 1981, Cepsa puso en servicio en el Aeropuerto Tenerife Sur la primera red de hidrantes existente en España, que supuso una gran innovación para el suministro de grandes cantidades de combustible de aviación. Un sistema de tuberías enterradas bajo la plataforma de aparcamiento de las aeronaves, que conectan los tanques de almacenamiento del combustible con el avión, a través de equipos de bombeo y filtración, y empleando en último lugar un vehículo “dispenser”, encargado de la puesta a bordo del combustible con todas las garantías de seguridad.

Una vez más, Cepsa apostó entonces por Mercedes, adquiriendo al fabricante alemán sus 2 primeros dispenser, a los que han seguido 22 más hasta la actualidad.

Más de 50 vehículos industriales Mercedes, de una gran variedad de modelos,  han pasado por el mundo de la aviación de la mano de Cepsa en Canarias, muchos de los cuales siguen prestando un excelente servicio gracias a las avanzadas y exigentes políticas de mantenimiento de la Compañía, para la que priman la eficiencia y, en especial, la seguridad.

Por su parte, el gerente de Rahn Star, Alejandro González, destacó “el impulso económico y el desarrollo económico que Cepsa ha mantenido en las Islas, con inversiones de calidad y un compromiso social muy exigente”. Igualmente agradeció la iniciativa del Club Mercedes-Benz de veteranos, que consideró alineados con los valores de Rahn como concesionario: excelencia e innovación.  

El Club Mercedes-Benz Veteranos de Canarias se constituyó en el  año 1983 por un grupo de amantes del automóvil clásico interesados en “promover la conservación, rehabilitación y cuidado de los automóviles fabricados bajo las marcas Benz, Daimler y Mercedes Benz”, al considerar a esta marca un referente de calidad, fiabilidad, innovación y logros tecnológicos.


Este club fue la primera asociación de propietarios de Mercedes Benz que se fundó en España, y nació con el objetivo primordial de rescatar, rehabilitar y conservar los modelos clásicos de la marca; compartir vida social y, sobre todo, experiencias y conocimientos para el mejor mantenimiento de unos ya de por sí longevos vehículos.    
 
El Grupo RAHN es reconocido en la automoción y en la sociedad canaria  por la distribución de marcas líderes en sus respectivos segmentos y sectores, y por haber implantado con éxito los procesos más eficientes, los medios más modernos y unos planes comprometidos con la optimización de la gestión, la innovación y la mejora continua. De este modo se ha convertido en un socio respetado por multinacionales y grupos empresariales de referencia como DAIMLER, SEAT, Robert Bosch, Grupo CGA, Aceites Motul, ZF Trading, diversas compañías de seguros, financieras, etc.
Toda esta importante actividad económica se ha realizado de acuerdo a los valores y principios éticos que presiden las diferentes actuaciones e iniciativas de la empresa, que no sólo se basan en el compromiso y la pasión por el trabajo, sino también el desarrollo de iniciativas sociales que han permitido el apoyo de multitud de eventos.

Las diferentes empresas que conforman el entorno de RAHN provienen de un grupo empresarial constituido en el año 2003. Sin embargo, el inicio de las actividades de algunas empresas que formaban parte del embrión de esta empresa se remonta al año 1866. La concentración accionarial realizada, entre los años 1995 y 2000, en dos grupos empresariales independientes y su posterior integración, permitieron la creación de una importante compañía que representa en diferentes zonas geográficas marcas de primer nivel de diferentes sectores.

TESTED CARS.


Publicar un comentario