Audi SQ7: Impulso a la innovación


Con 435 CV y 900 Nm de par, el nuevo Audi SQ7 TDI es el SUV diésel más potente del mercado y se sitúa a la cabeza en numerosos campos de la técnica. Su rediseñado motor 4.0 TDI esconde una primicia mundial: un compresor controlado de forma eléctrica, que logra unas prestaciones fuera de lo común.

El 4.0 TDI se ha rediseñado partiendo de cero. Combina las mejores prestaciones de su clase con un consumo reducido y garantiza la mejor dinámica. El V8 tiene una cilindrada de 3.956 cc. Un compresor accionado de forma eléctrica (EPC) mejora el rendimiento de los dos turbos, especialmente a bajos regímenes de revoluciones, lo que consigue una excelente aceleración.





Con 435 CV y 900 Nm de par entre 1.000 y 3.250 rpm, el SUV establece nuevos puntos de referencia en el segmento. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada). En el nuevo ciclo europeo de conducción (NEDC) logra un consumo medio de 7,4 l/100 km, que corresponde a unas emisiones de CO2 de 194 gramos por kilómetro (datos provisionales).

Una solución muy novedosa es la estabilización activa de la carrocería con control electromecánico del balanceo. Aquí, un compacto motor eléctrico con una caja de engranajes de tres etapas separa las dos mitades de cada barra estabilizadora. En una carretera de superficie desigual, se desacoplan para mejorar el confort de marcha. Durante una conducción deportiva se unen para reducir de forma significativa las posibles inclinaciones de la carrocería. El resultado final es que el coche tiene un apoyo más plano en curva y se reduce la tendencia al subviraje.




La precisión de la dirección y la agilidad del coche mejoran de forma significativa. En comparación con los sistemas hidráulicos de estabilización convencionales, el de 48 voltios de Audi ofrece importantes ventajas. Puede desarrollar más potencia, trabaja más rápido y se activa incluso a bajas velocidades.

El nuevo Audi SQ7 hace gala de un impresionante equilibrio entre poder y elegancia a través de los elementos estilísticos que lo definen. Con 5,07 metros, su longitud es aproximadamente igual a la del modelo base. El ADN de Audi, presente en la parrilla Singleframe, las distintivas llantas o los detalles quattro, es inconfundible. Todas las líneas y superficies se han esculpido de forma precisa e incisiva, con la mirada puesta en acentuar la anchura del coche y su imagen de solidez. El Audi SQ7 tiene una nueva parrilla en línea al resto de modelos S de la marca de los cuatro aros y unos paragolpes específicos.




Los faros tienen un diseño tridimensional con una firma lumínica de doble flecha. Las luces LED –de serie– y Matrix LED –opcionales–, además de los intermitentes traseros dinámicos, subrayan el papel líder de Audi en el diseño y tecnologías de iluminación. Una cámara ubicada en el espejo retrovisor interior analiza la situación del tráfico.

Los pasajeros del Audi SQ7 disfrutan del interior más amplio del segmento, que puede ir dotado de cinco o siete plazas. La segunda fila se ofrece de serie con tres respaldos abatibles y plegables de forma independiente. La tercera fila es opcional y se maneja siempre gracias a un mecanismo eléctrico desde las puertas traseras o desde el maletero. El portón trasero eléctrico forma parte de la dotación de serie. Todo el interior –también el maletero– emplea LEDs de serie.




Con su pantalla de 12,3 pulgadas, el Audi virtual cockpit es equipamiento de serie en España y presenta información estructurada en gráficos de gran definición. El conductor elige el modo de visualización a través del volante multifunción. Una pantalla frontal que proyecta imágenes en el parabrisas –head-up display– también está disponible como opción. El sistema MMI Navegación plus con MMI allintouch es de serie e incluye una gran superficie táctil en la consola que permite interactuar con los dedos. La lógica del sistema MMI permite realizar operaciones intuitivas y entiende términos del lenguaje cotidiano por voz.

El sistema MMI Navegación plus, utiliza la segunda generación de la plataforma modular de infotainment. Gracias al módulo 4G integrado y al punto de acceso Wi-Fi incluido en el paquete Audi connect, los pasajeros pueden navegar a alta velocidad con sus dispositivos móviles. Audi connect permite una conectividad integral a bordo. Al solicitar el MMI Navegación plus, el cliente del Audi SQ7 dispondrá de los servicios de Audi connect de forma gratuita durante los tres primeros meses.



El paquete Audi connect Safety & Service también de serie, incluye myService y myCarManager. Con todo ello los clientes pueden utilizar sus smartphones para bloquear y desbloquear el coche o comprobar su estado, por ejemplo, además de disponer de las funciones de llamada de emergencia y llamada de avería gracias a la tarjeta SIM integrada en el vehículo.

Los sistemas de sonido en el SQ7 son innovadores y se sitúan al más alto nivel. En el Bang & Olufsen advanced sound system, el procesador digital emplea 11 canales con un total de 23 altavoces, para conseguir que el sonido sea igualmente preciso y armonioso en todos los asientos.

El SQ7 ofrece una amplia gama de 24 sistemas de asistencia para viajar de forma segura, eficiente y cómoda.


TESTED CARS
Publicar un comentario