Nuevos Audi RS 6 Avant performance y RS 7 Sportback performance: un plus de prestaciones

Aún más prestaciones combinadas con una extraordinaria eficiencia es lo que ofrece la nueva denominación “performance” en Audi. El Audi RS 6 Avant performance y el Audi RS 7 Sportback performance acentúan el perfil deportivo de la marca. 


Motor

Los nuevos modelos RS performance están equipados con la versión más potente del motor V8 biturbo con una cilindrada de 3.993 cm3. La potencia se ha incrementado 45 CV hasta los 605 CV, disponible entre 6.100 y 6.800 rpm. El régimen de giro máximo del motor, por tanto, aumenta en 300 rpm. Un elemento particularmente destacable es la función overboost que permite al conductor disponer temporalmente de 750 Nm entre 2.500 y 5.500 rpm. El overboost se activa automáticamente cuando se pisa a fondo el acelerador si el sistema de gestión del motor y la transmisión está en modo “dynamic”.

La alta tecnología del 4.0 TFSI se manifiesta en numerosos detalles, como los turbocompresores twin-scroll de doble entrada que posibilitan una rápida entrega de par, la innovadora gestión térmica y la disposición de las culatas, y el intercooler, que determina flujos de gases cortos con mínimas pérdidas de carga y una respuesta espontánea.

Ambos modelos aceleran como superdeportivos de 0 a 100 km/h en sólo 3,7 segundos, una mejora de 0,2 segundos frente a los respectivos modelos RS de base. En el ciclo ECE, el 4.0 TFSI sigue consumiendo sólo 9,6 y 9,5 litros de combustible por 100 kilómetros, respectivamente, lo que corresponde a 223 y 221 gramos de CO2 por kilómetro.


Estas cifras superiores de potencia y eficiencia son posibles por la optimización del 4.0 TFSI, desde el sistema específico de gestión del motor hasta el sistema Audi cylinder on demand (COD). A regímenes bajos y medios, éste desactiva los cilindros 2, 3, 5 y 8, cerrando sus válvulas y anulando la inyección de gasolina. El motor funciona entonces como uno de cuatro cilindros hasta que el conductor vuelve a pisar firmemente el acelerador. Y lo único que nota el usuario es un consumo de combustible significativamente reducido.

Transmisión

El cambio de serie tiptronic de ocho relaciones ha sido diseñado para un máximo de deportividad. Todas las transiciones de marchas son rápidas y progresivas. La bomba de aceite de alta eficiencia y la utilización del refrigerante del motor durante la fase de calentamiento para alcanzar la temperatura óptima contribuyen al alto rendimiento de la transmisión con convertidor de par. Un acumulador hidráulico posibilita la función start-stop. El conductor puede elegir entre los modos D y S o cambiar manualmente las marchas, bien con toques en la palanca de cambio, bien con las levas situadas en el volante multifunción tipo RS forrado en cuero. En modo manual, un indicador de cambio en el sistema de información al conductor (FIS) o en el head-up display opcional, señala el límite de régimen motor. Mientras que las relaciones cortas del tiptronic están muy próximas para una respuesta deportiva, la octava marcha es larga, para reducir el consumo de combustible.


La tracción permanente a las cuatro ruedas quattro transmite la fuerza al pavimento, distribuyendo flexiblemente el par según sea necesario a través del diferencial central. En su configuración básica, el 40 por ciento del par se canaliza al eje delantero y el 60 por ciento al eje trasero. El control de par selectivo rueda a rueda en cada eje interviene si es necesario. 

El tren de rodaje

El eje delantero utiliza una configuración con cinco brazos de aluminio por cada rueda, que gestionan separadamente las fuerzas longitudinales y laterales. En el eje trasero, se aplica el principio Audi de elementos trapezoidales con control de anchura de vía; los brazos también están fabricados en aluminio. Dos cojinetes con amortiguación hidráulica conectan el subchasis  trasero de acero al monocasco.

Los dos nuevos modelos RS performance de Audi llevan de serie una suspensión neumática con reglajes específicos. En modo dynamic, la suspensión neumática adaptativa RS posiciona la carrocería 20 mm más baja. El control de amortiguación integrado varía en función de las condiciones de la ruta, el estilo de conducción y el modo elegido en el Audi drive select. Como alternativa a la suspensión neumática, Audi ofrece una suspensión deportiva RS plus más firme con sistema Dynamic Ride Control (DRC). 


Con el Audi drive select, el conductor puede ajustar el funcionamiento de componentes clave, incluyendo la dirección, gestión de motor y sonido de escape, cambio tiptronic y el diferencial deportivo opcional. Se puede elegir entre los modos comfort, auto, dynamic e individual, seleccionando el modo deseado sin apartar los ojos de la carretera, usando un botón especial en el volante deportivo RS multifunción, de forma similar a como puede hacerse en el nuevo Audi R8.

Los nuevos RS performance vienen de serie con ruedas de aleación ligera de 21 pulgadas. El RS 6 Avant performance cuenta con unas llantas en estrella de cinco puntas con radios en V y el RS 7 performance tiene llantas con diseño de cinco brazos dobles, ambas con acabado titanio mate y abrillantadas.

Los cuatro discos de freno ventilados radialmente tienen un diseño lobulado para ahorrar peso, rebajando casi tres kilogramos respecto a un sistema de frenos con discos convencionales. Los discos delanteros tienen un diámetro de 390 milímetros, con pinzas de seis pistones. Audi ofrece también opcionalmente discos de freno carbocerámicos, que reducen peso en otros diez kilogramos.


El diseño exterior

Diversos detalles de diseño refuerzan el posicionamiento superior de los dos nuevos modelos de altas prestaciones. Incluyen el paragolpes delantero de diseño deportivo con grandes entradas de aire, así como la defensa trasera con difusor, la parrilla delantera en diseño panal. El exterior específico de los RS Performance también incluye un logo quattro en la toma central delantera de aire, combinado con elementos en titanio mate. Las barras longitudinales del techo del RS 6 Avant performance también llevan terminación en titanio mate. Los packs habituales de aluminio mate, carbono o negro brillante también están disponibles opcionalmente.

Interior y equipamiento

El interior deportivo y elegante de los RS 6 Avant Performance y RS 7 Sportback Performance incluye de serie asientos deportivos RS de cuero Valcona, con reposacabezas integrados y elementos laterales envolventes. Audi ofrece opcionalmente los asientos en combinación bitono negro y azul con el pack opcional design RS Performance. 

El nuevo Audi RS 6 Avant performance ofrece un volumen para equipajes de entre 564 y 1.680 litros, mientras que el Audi RS 7 Sportback performance tiene un espacio de carga de entre 535 y 1.390 litros.


Además, incluyen climatizador automático de cuatro zonas, sistema MMI Navegación plus con MMI touch. El Audi sound system es el equipo de sonido de serie del RS 6 Avant performance, mientras que el RS 7 Sportback performance equipa el BOSE surround sound. Las opciones de alta gama van desde el head-up display y el equipo de sonido Bang & Olufsen Advanced Sound System hasta los sistemas de ayuda a la conducción, como el control de crucero adaptativo con función Stop&Go y el de asistencia de visión nocturna Audi night vision. 

Como novedad, el color azul Ascari metalizado se ofrece como un tono exclusivo para los modelos RS performance.

El nuevo Audi RS 6 Avant performance y el RS 7 Sportback performance están disponibles en toda la red de concesionarios de  Audi Canarias.

TESTED CARS
Publicar un comentario en la entrada