Prueba Volkswagen Tiguan

          Otra semana más nuestra mayor aliada se presenta de nuevo en una prueba de Tested Cars, pero esta vez, estábamos preparados.

          Espectadora de la prueba, la lluvia, ha escoltado esta ocasión que hemos tenido. Una suerte poder probar un todoterreno muy interesante, grande por su sencillez, brillante por su destreza. Bienvenidos a la prueba de carretera del Volkswagen Tiguan Sport & Style.


- Motor del Volkswagen Tiguan:

          El motor del Volkswagen Tiguan que tuvimos oportunidad de probar es el TDi de 2000 centímetros cúbicos y 110 caballos. Este motor posee un largo historial de desarrollo siendo uno de los motores que más ha durado en la producción de Volkswagen.


          Comprometidos con el medio ambiente como este coche en el que, la insignia Blue Motion Technology que luce en el portón del maletero lo convierten en un vehículo capaz de darnos un gran rendimiento y ser respetuoso con el entorno que nos rodea.

          El sistema Blue Motion Technology incorpora el sistema Auto Start&Stop y ayuda para la optimización del cambio de marcha, que nos indica en que momento es mas eficaz cambiar de marcha, homologando una cifra de consumo combinado de 5.3 l/100km.

          El sistema Auto Start&Stop identifica cuando nos paramos si el vehículo se encuentra en estado optimo para que sea beneficioso parar el motor, por ejemplo, según la temperatura del aceite y el estado del climatizador.


          Este motor es capaz de alcanzar los 100 km/h en 11.9 segundos obteniendo una velocidad máxima de 175 km/h.


- Comportamiento del Volkswagen Tiguan en autopista:

          En esta prueba hemos empezado analizando el comportamiento del volkswagen Tiguan en autopista donde realmente nos ha sorprendido.


          Anteriormente habíamos tenido oportunidad de probar otros todoterrenos en la autopista del sur de la isla de Tenerife donde hay zonas con fuertes corrientes de viento. Nuestra principal sorpresa ha sido al poder comprobar la buena estabilidad del Tiguan ante el viento. El Volkswagen Tiguan equipa de serie doble barra estabilizadora.

          Nos parece importante el comportamiento de un todoterreno ante el viento porque su estructura y forma muchas veces hace que sean peligrosos ante su presencia.


          Aprovechamos la estrecha relación entre la estabilidad en carretera de un vehículo y la suspensión para citar el buen comportamiento de las suspensiones de cuatro brazos del Tiguan.

          Tras recorrer por autopista 124 kilómetros a una velocidad media de 81 km/h y con el aire acondicionado encendido, el ordenador de a bordo del Tiguan marcaba un consumo de 6,5 litros a los cien kilómetros, una cifra que para la envergadura y cilindrada de este coche, es mas que económica.

          A partir de 110 km/h, en tramos llanos, el Volkswagen Tiguan responde perfectamente al pisar el acelerador en sexta marcha.

          En cuanto a la conducción, se hace bastante cómoda ya que todos los mandos del Tiguan se adaptan a la posición del conductor. A la hora de utilizar el indicador para cambiar de carril, con un solo toque da tres destellos de luz de intermitencia ahorrándonos tener que pararlo al finalizar el cambio de carril. El pomo de cambios es suave y de relaciones tanto cortas como directas.


          La posición de conducción, propia de un vehículo elevado, hace que se goce de una comodidad en la conducción bastante resaltable y el Auto Hold hace que no tengamos que recurrir al freno de mano en ningún momento durante un viaje, ya que se encarga de que el vehículo no retroceda solo al iniciar la marcha en carreteras con pendiente. También mantiene detenido al Tiguan en el avance sin necesidad de recurrir al freno o al freno de mano para mantenerlo parado.


          La dirección del Tiguan es muy ágil para la cuidad, tiene un buen ángulo de giro y es cómoda. En autopista su sensibilidad la hace bastante precisa incluso a velocidad elevada.

          El Tiguan es cómodo para viajes largos. El espacio en las plazas traseras es amplio, tanto en altura como en espacio para las piernas y el sonido del motor TDI apenas se escucha dentro del coche con las ventanas cerradas. Para el copiloto, en caso de no llevar nadie sentando en el asiento trasero de su lado, tendrá espacio suficiente dándole hacia detrás al sillón para ir trabajando con el ordenador o leyendo el periódico.


- Comportamiento Off-Road del Volkswagen Tiguan:


          En cuanto a la prueba de conducción Off Road que hicimos, el Tiguan se comportó con total normalidad. La suspensión en todo momento iba dando una gran sensación de estabilidad gracias al sistema de suspensión independiente de cuatro brazos de serie en el Tiguan.

          Lo único que echamos en falta, siendo una extra seleccionable, es la tracción integral a las cuatro ruedas que nos hubiera dado un plus de seguridad sobre ese terreno. En este caso, el terreno no exigía tanta precisión y la tracción 4x2 (cuatro ruedas de las cuales las dos delanteras son las motrices) de nuestro Tiguan supo solventar todos los obstáculos que le fueron sucediendo. El hecho de no tener reductora complica el poder superar obstáculos complicados, pero para una escapada o el trabajo en el monte cumple perfectamente todas las expectativas.

- Aspecto ciudadano del Tiguan:


          Muchos pensarán que el Tiguan sería un coche torpe en la ciudad, pero gracias a su dirección asistida electromecánica dependiente de la velocidad y su ángulo de giro, se convierte en un vehículo bastante ágil en núcleos urbanos. El volante se puede ajustar en altura y profundidad. Además, el embrague ayuda mucho al buen comportamiento del vehículo haciendo la conducción suave y agradable.

          En cuanto a tecnología, el Tiguan que tuvimos ocasión de probar traía incorporado el sistema Park Assist 2.0. Este sistema nos permite aparcar el coche, no solo en batería, como el anterior sistema 1.0, sino que incorpora también el modo en paralelo. El vehículo en modo búsqueda de aparcamiento nos indica cuando ha encontrado una plaza en la que podemos aparcar. El sistema automatico del Park Assit 2.0 se encarga de la dirección y nosotros de los pedales y el cambio de marcha.


          También la cámara de marcha atrás ayuda bastante a ver la trayectoria que sigue el vehículo y la que seguiría si fuésemos en linea recta. Un preciso sistema de sensores es capaz de detectar objetos cercanos a los zócalos del coche o a las puertas que puedan no haber sido vistos por los ocupantes.

          En cuanto a la visibilidad interior del vehículo no detectamos ningún problema, en los cruces ofrece una buena visibilidad para tener controlado todo nuestro entorno y la visibilidad que ofrece la luna del cristal trasero es bastante amplia.

- Seguridad del Volkswagen Tiguan:

          El Volkswagen Tiguan que probamos cuenta con los siguientes sistemas de seguridad de serie:

- Airbag integral para el conductor y el acompañante, el del acompañante con desactivación mediante llave en la guantera.

- Airbag laterales para conductor y acompañante.

- Airbag de cabeza para pasajeros de la zona delantera y trasera.

- 3 Reposacabezas traseros regulables en altura.

- Cinturones de seguridad delanteros de tres puntos regulables en altura y con pretensores.

- 3 Cinturones traseros automáticos de tres puntos.

- Aviso acústico y luminoso de cinturón de seguridad desconectado.

- Espejo interior de seguridad antideslumbrante.

- Luz de emergencia automática ante frenadas de riesgo.

- Frenos de disco anteriores  y posteriores.

- Faros antiniebla con luz de giro. Cuando accionamos el indicador se enciende la luz de niebla de ese lado automaticamente.

- ESP (Programa electrónico de estabilidad).

- ABS (Sistema antibloqueo de frenos).

- EDS (Bloqueo electrónico del diferencial).

- ASR (Sistema de control de tracción).

- Anclajes ISOFIX.


- Vision interior y exterior:

          Empezando por el exterior del vehículo  resalta su frontal el cual viene definido por unos faros delanteros arqueados y una parrilla cromada bastante llamativa. Además, los nervios de la defensa delantera, en cuyos bajos se alojan los faros de niebla, ayudan en gran medida a la deportividad del frontal.



          Pasando al lateral, resaltan las molduras cromadas que recorrían las puertas del Tiguan y las barras longitudinales colocadas en el techo del coche. Tambien, las llantas de 17 pulgadas que calzaban a nuestra unidad resaltaban el flanco del SUV alemán. Las manecillas y los espejos pintados en el color de la carrocería se camuflan con el coche dando una sensación de compacto muy natural.



          En cuanto a la parte trasera, los faros rojos predominan en el portón. El pequeño spoiler que incorpora resguarda la luz de freno trasera, y los cristales tintados en color verde hacen ver el coche bastante elegante combinado con el color beige titanuim metalizado de nuestra versión de prueba. En la parte inferior izquierda se alojan las dos colas de acero que dan el toque de deportividad al trasero del Tiguan.



          Si nos vamos al interior, destaca a primera vista, la sencillez del cuadro en comparación al equipamiento que en el nos aguarda.


          Los mandos del climatizador bizona son muy sencillos e intuitivos haciendo su funcionamiento bastante dinamico. El boton SYNC desactiva la función función bizona y la rueda de la izquierda, la del conductor, controla la temperatura de todo el vehículo.



          El sistema de audio incorpora una pantalla táctil con la que podemos controlar todos los parámetros y movimientos de los sistemas de comunicación del vehículo, la radio, CDs o la tarjeta de memoria SD introducible en la ranura situada entre las dos ruedas de control del sistema de audio.



          El cuadro del vehículo nos va mostrando todos los parámetros configurables del vehículo entre los que se encuentran los datos del ordenador de a bordo, la configuración de los parámetros del confort del vehículo y también nos muestra los comandos del Park Assist.


          Bajo la consola central, frente al pomo de marchas, encontramos cuatro botones que se encargan de activar o desactivar el control de tracción, el auto Start&Stop, el Park Assist 2.0 y los sensores de aparcamiento.


          El volante de cuero es bastante comodo y suave al tacto. La piel se deja querer por la textura del tejido de cuero usado para forrar el mismo. En el habitan los botones del ordenador de a bordo a la izquierda para la pantalla del cuentakilómetros y a la derecha los que controlan el audio del vehículo.


          Las inserciones de cromo son visibles por todo el salpicadero dando un ambiente de buen acabado. El tapizado del asiento en tela con el centro en Alcántara aportan el toque de deportividad al interior del Tiguan.



          El Volkswagen Tiguan que probamos incorporaba sensores para automatizar el encendido de las luces y los lavaparabrisas.


          Con el frontal agresivo como la mirada de un Tigre y el agarre y la destreza de una Iguana que bautizan a este vehículo como Tiguan, nos sorprenderemos tanto en ciudad como en campo.


          Esperamos que hayan disfrutado de esta prueba. Estamos disponibles para cualquier duda o consulta que se nos quiera hacer y será un placer estar a su disposición para ayudarles en lo que sea necesario.

TESTED CARS

Prueba del vehículo y realización del artículo efectuados por Alvaro y Eladio.
Fotografías realizadas por Adan.
Publicar un comentario