El CR-V, el SUV más vendido de Honda, cumple 20 años en Europa

 Tras cuatro generaciones, el Honda CR-V continúa siendo pionero en su segmento, a base de innovaciones tecnológicas y de seguridad.

Tras dos décadas en el mercado europeo, el Honda CR-V cumple ahora 20 años desde su lanzamiento en Europa, y se posiciona como uno de los modelos SUV de referencia en el continente, con unas ventas de más de 750.000 unidades comercializadas. En Estados Unidos son ya 4 millones de unidades vendidas desde el mismo año 1997, y desde que se lanzó por primera vez en Japón, dos años antes, el CR-V acumula unas ventas globales de más de 7 millones de unidades.




El Honda CR-V forma parte de la familia de automóviles avanzados de Honda que ponen de manifiesto el enfoque pionero de la marca en cuanto a soluciones de ingeniería y tecnología, y que consiguen facilitar la conducción y la vida a sus clientes. Esta filosofía y las innovaciones implementadas a lo largo de los años, han convertido al CR-V en un top de su categoría.


La cuarta y actual generación del CR-V, que se lanzó en 2012 y se renovó en 2015, incorporó un nuevo motor diésel i-DTEC de 160 CV y una nueva transmisión automática de nueve velocidades para ofrecer una relación entre potencia y emisiones insuperable.

Además, incluyó el avanzado sistema de seguridad Honda SENSING con el primer control de crucero adaptativo inteligente del mundo, el i-ACC; el sistema de infoentretenimiento y conectividad Honda Connect; y una suspensión mejorada con el fin de disfrutar de una conducción refinada y dinámica.



Todas estas características, junto con un diseño robusto y elegante en el exterior y soluciones prácticas y funcionales en el interior, han convertido al CR-V en un modelo de referencia para Honda en Canarias, con un total de 78 unidades comercializadas en 2016. Gracias a estos números, el CR-V representó el año pasado un 24% de las ventas totales de Honda en toda Canarias.


Poco tiene que ver la última generación del CR-V con el primer modelo que salió al mercado europeo en 1997. Del CR-V pionero había disponible un solo nivel de acabado, el LX, impulsado por un motor de gasolina 2.0 de 126 CV, pero ya contaba con el aire especial y característico que sigue manteniendo 20 años después.


TESTED CARS.
Publicar un comentario en la entrada