Comparativa: Renault Megane 1.2 TCe vs Renault Megane 1.5 DCi

Hace varias semanas tuve la oportunidad de tener en primera mano, el nuevo Renault Megane. Un modelo con una imagen renovada que quiere ofrecernos pasión por la conducción y el detalle de su interior, así como cautivarnos con sus líneas externas y probamos dos motores de dicho modelo para comprobar prestaciones y comparar sus rendimientos. Bienvenidos a la prueba del Renault Megane 2016.




Motores nuevos y conocidos. 

En el apartado de motores, el nuevo Renault Megane ofrece una gama de motores de baja cilindrada sin perder de vista las prestaciones como me son los dos motores 1.2 TCe de 100 y 130 CV que ofrecen unas prestaciones muy similares. El motor de 100 CV ofrece su rango de potencia máxima a partir de las 4.500 rpm y el de 130 CV saca su rendimiento máximo a partir de las 5.500 rpm. Las aceleraciones de 0-100 km/h constan respectivamente de 4,6s y 4,4s siendo estas diferencias mínimas. Estos consumos son en parte posibles gracias a los 1205 kilos que pesa en vacío el Renault Megane.



El siguiente en escala de potencia es el Renault Megane GT EDC. Este motor es atmosférico y da una potencia total de 205 CV a 6.000 rpm. Este motor solo está disponible con una caja de cambios de 7 velocidades con doble embrague gracias a la cual la velocidad de 0-100 km/h en 7 segundos.



Los motores diésel vienen 2 versiones con 1.5 CC con potencias de 90 y 110 CV y caja de cambios manual de 6 velocidades en ambos casos. Las aceleraciones de 0-100 km/h son de  13,4 y 11,3 segundos respectivamente y los rangos máximos de par estarán situados en 4.000 rpm para ambas motorizaciones. Los consumos mixtos para ambas motorizaciones son de 3,7 l/100 km dado que los dos motores comprarten cubicaje.



El motor de 110CV también puede ser selecciona le con la caja de cambios EDC de doble embrague con 6 velocidades para la cual su consumo es igual que el de las versiones manuales pero la aceleración de 0-100 km/h es de un segundo más lenta.



El más potente de los propulsores de gasoil del Renault Megane es un 1.6 dCi cuya entrega de par máximo viene dado a las 4.000 rpm y el consumo aumenta unas décimas hasta los 4 l/100 km. Este aumento de potencia vienen traducidos en una aceleración de 0-100 km/h más rápida, tan solo 10 segundos.



Los motores probados fueron el 1.2 TCe de 130CV y el 1.5 DCi con 110CV. Del motor de gasolina sorprendente con su entrega de potencia progresiva pudiendo ser deportiva en cuanto se lo exigimos al acelerador. Por otro lado, el diésel, sin dejar de ser un motor rápido, aunque no tanto como el TCe, saca a relucir su gran par motor y su consumo mas bajo. El sistema Start&Stopp funciona a la perfección en ambos modelos, aunque a la hora de emprender la marcha, hay ciertas vibraciones transmitidas desde el motor al habitáculo en el motor diésel. 





Los habitáculos son silenciosos y muy agradables a la vista y el tacto de los materiales es muy superior al que se viene ofreciendo en los modelos anteriores, dando un toque un poco mas premium a uno de los modelos mas emblemáticos de la marca del rombo.

Diseño exterior atractivo.

Si hay algo que destaca en el nuevo Renault Megane son las líneas exteriores. Antes que nada, decir que ambos modelos poseían una estética similar salvo el color. Para diferenciar, el gasolina es el modelo gris plata y el diésel es el azul.



El capo posee unos nervios que avanzan desde el símbolo y los faros hacia la parte alta del mismo. Los faros LED con tecnología 3D aportan un extra de luminosidad durante el día y un toque de exclusividad en la noche haciéndose visible y atractivo según lo vemos.



Los laterales mantienen sus líneas suaves y clásicas llegan hasta la parte superior de los largos faros traseros que se extienden por el portón hasta casi rozar el logro ubicado en el centro del portón, donde también se aloja la cámara de marcha atrás.



El alerón trasero,  el difusor con la cola de escape y unas defensas con finalizaciones agresivas, aportan un plus de deportividad a la silueta del Renault Megane.



Interior detallista y tecnológico.

El interior del nuevo Renault Megane ha cambiado radicalmente hacia el lado de la tecnología. Su múltiple capacidad de combinación del cuadro de instrumentos, tanto en color como en disposición, la pantalla central R-Link 2 de 8,7", con la cual podremos controlar todos y cada uno de los parámetros y ayudas que ofrece el Renault Megane y que es opcional con determinados equipamientos, el volante multifuncional y el pomo con acabado en cuero y los mandos del climatizador, integrados en el salpicadero, son elementos que muestran el gran cambio que ha recibido el interior del Renault Megane.



Profundicemos unpoco en la pantalla R-Link 2. Se trata del centro de mando del vehículo. Desde ella podemos controlar todo. Nos ayudará tanto a controlar el climatizador, la radio, el gps, el teléfono móvil vía bluetooth hasta la forma de aparcamiento a la hora de seleccionar el aparcamiento asistido. En primer momento, la pantalla puede resultar un poco liosa, dada la gran cantidad de información que se puede controlar desde ella y su disposición de menús individuales, pero bastarán un par de horas para hacernos con el control total de ella. 



Los sillones del Renault Megane también han recibido un tratamiento para ofrecer el máximo de comodidad sin renunciar a un agarre deportivo bastante óptimo aunque el acabado en terciopelo, en combinación con el cuero que ofrecía la versión de prueba, podría resultar un poco caluroso en condiciones veraniegas.


Las plazas traseras son cómodas y amplias para gente alta incluso si es conductor es alto y su sensación de agarre es bastante buena teniendo en cuenta que se trata de una berlina cómoda y viajera.



Conducción y seguridad.

La conducción en cuidad del Renault Megane se muestra agradable y suave gracias a la progresividad del motor. En el Renault Megane hay sistemas para nuestra comodidad como el sistema de reconocimiento de señales con avisador de rebasamiento de velocidad y el sistema de aparcamiento Easy Park Assist que incorpora el aparcamiento automatizado en paralelo, batería y en ángulo con una precisión bastante destacable. También ofrece un sistema de detección del ángulo muerto para avisarnos de los vehículos que se nos puedan acercar e introducir en el ángulo muerto.



La posibilidad que ofrece el Renault MultiSense de cambiar los modos de conducción de Eco, Comfort, Sport, Neutral y un modo personalizable nos dan la oportunidad de llevar a cabo una conducción adaptable a cada momento y cada situación en la que nos encontremos pudiendo llegar a elegir hasta el color de la iluminación ambiente para cada uno de los modos por individual.



Equipamiento Base.

El equipamiento más "básico" del Renault Megane ofrece ABS con ayuda a la frenada de emergencia, ayuda al arranque en pendiente, airbags frontales, laterales y de cortina, intermitentes confort, climatizador manual, cierre automático centralizado, control ESC, luces traseras LED 3D, llantas de hierro con embellecedores, kit anti pinchazos para los neumáticos, eleva lunas delanteros automáticos, luces de dia LED delanteras, radio Bluetooth con USB y AUX y una pantalla de 4,2", regulador y limitador de velocidad, intermitentes LED integrados en los retrovisores, tapicería oscura, asiento del conductor regulable en altura y control de presión de los neumáticos.



Múltiples son las extras como las llantas, sensores de lluvia y luz, iluminación ambiental en puertas y consola, arranque por tarjeta manos libres, Renault MultiSense con 5 modos de conducción, techo solar, tapicería de cuero y muchas otras cosas más harán de el Renault Megane el vehículo que están buscando. 



TESTED CARS.






















Publicar un comentario en la entrada