Prueba Mercedes Citán

          En esta ocasión Tested Cars se pone al volante de un vehículo pensado para las personas que deseen un coche para viajar, un coche preparado para largas jornadas de trabajo y estudiado para brindarnos el mayor disfrute de la conducción manteniendo el estilo y la clase que representan las flechas plateadas. Bienvenidos a la prueba de carretera del Mercedes Citán.


Motor del Mercedes Citán


          La versión de prueba venia equipada con el motor denominado 109 CDI. Este motor Diesel de 1500 centímetros cúbicos de origen Renault de 4 cilindros en posición transversal posee 90 caballos de potencia y un par motor que aprovecha al máximo su potencia entre las 1750 y las 3000 rpm. A partir de ese régimen el motor disminuye la entrega de potencia.


          Tanto este motor como el inmediatamente inferior, 1500 centímetros cúbicos con 75 caballos de potencia, montan una caja de cambios de 5 velocidades. Esta caja de cambios es de relaciones cortas en las primeras marchas y de relaciones largas en el resto para que el viaje por autopista se haga en el menor régimen de revoluciones posible y se optimice al máximo el consumo de combustible.


          Nuestra versión contaba con el paquete BLUE EFFICIENCY que hace que el Mercedes Citán sea el vehículo del segmento que menos carburante consume. Este paquete incluye el sistema Start&Stop, un alternador que acumula energía en las deceleraciones, neumáticos de baja resistencia a la rodadura y un sistema de indicador de cambio óptimo.


Prueba de ciudad del Mercedes Citán


          Nada más subirnos en el Mercedes Citán y comenzar a rodar con el la suavidad que nos transmite el motor durante la conducción y la precisión de la dirección nos muestran un vehículo ágil y de respuesta directa para el volumen del mismo. El tener una posición algo elevada con respecto a un turismo convencional facilita la conducción en ciudad ya que mejora bastante la visibilidad hacia la parte delantera. El resto de ángulos presentan buena visibilidad al contar el Mercedes Citán con una gran superficie acristalada.


          A pesar de la suavidad mencionada anterioremente y su progresiva reacción al pisar el acelerador que se traduce en comodidad y facilidad de maniobra, al detenernos en un cruce el ruido del motor se hace presente en el habitáculo así como la vibración del mismo, nada fuera de lo normal para un vehículo de este segmento. Teniendo en cuenta lo mencionado y también que el recorrido de la palanca de cambios es bastante corto y preciso adaptado perfectamente para la conducción en ciudad, este Mercedes nos ha convencido de que conducirlo resulta cómodo y sencillo despuntando por encima de otros vehículos similares a este.


          El vehículo posee un sistema de control de tracción conocido como ADAPTATIVE ESP que varía en función de la carga que se lleve en el momento. La regulación electrónica del eje motriz y del sistema de frenos varía su sensibilidad cuanto mas cargado vaya el vehículo.

          En cuanto a la suspensión, la rigidez que ha aportado Mercedes a la misma ha mejorado el balanceo y la estabilidad del Citán renunciando en determinados aspectos a la comodidad de los pasajeros.


          Mercedes ha querido ir mas allá para lograr la comodidad de conducción que sus coches alcanzan y para ello ha sustituido algunos de los componentes que Renault tenía como base para el Kangoo. Entre ellos se encuentra la suspensión de taraje mas rígido, la gestión electrónica de los motores y la dirección que ha sido reglada para hacerla mas precisa en los virajes.

          El consumo de combustible de nuestra versión durante la prueba por ciudad después de 93 kilómetros a una velocidad media de 61 kilómetros por hora fue de 6,6 litros a los cien kilómetros.

Prueba de autopista del Mercedes Citán


          Las mejoras mencionadas anteriormente en este modelo de Mercedes han conseguido que este utilitario en autopista se comporta de manera excepcional. Con los cristales cerrados y la quinta marcha engranada, el ruido del motor se hace casi imperceptible desde el interior del habitáculo a pesar de que incremente con la velocidad pero sin llegar a distraernos en ningún momento. Teniendo en cuenta que su aerodinámica es poco favorable, con viento fuerte se perciben muy pocas interferencias en la trayectoria.


          A la hora de realizar un adelantamiento a 80 km/h y con necesidad de aumentar la velocidad, la quinta marcha se muestra insuficiente a la hora de reaccionar, por lo que es aconsejable poner cuarta para una reacción y entrega de potencia mayor.

          Si la carretera está en perfecto estado, la suspensión rígida es totalmente cómoda ya que aporta seguridad y firmeza a cada paso que damos. Pero si nos encontramos con alguna imperfección, el vehículo reaccionará con brusquedad, sobre todo en el eje trasero.

          El consumo de combustible de nuestra versión durante la prueba por autopista después de 236 kilómetros a una velocidad media de 97 kilómetros por hora fue de 6,2 litros a los cien kilómetros.

Visión Exterior del Mercedes Citán


          En Mercedes han tenido claro que tenían que hacer un vehículo práctico, cómodo y que a la vez no perdiera el espíritu llamativo de la marca. En ello destaca el frontal. La gran parrilla delantera con el emblema de las flechas plateadas acompañada de los dos grandes faros que suben por el lateral hasta las aletas laterales. Dos grandes lineas separan el capó delantero en dos alturas, dotando al frontal del Citán de una deportividad poco propia de los demás vehículos del segmento.


          En los laterales, nuestra versión incluía las dos puertas de corredera para la entrada de pasajeros a la zona de los asientos traseros, que sería un extra para la versión básica del modelo.


          Los espejos retrovisores exteriores, de gran tamaño pero perfectamente integrados en la carrocería de este coche, dotan de control absoluto todo el perímetro exterior del Citán durante la conducción.



          Por último, en la parte trasera del Mercedes Citán aguardan dos faros alargados, los cuales pueden recordar a los de su progenitor, el Renault Kangoo. El portón trasero completo con apertura superior es muy cómodo para poder cargar ya que nos deja la boca del espacio de carga libre con un solo movimiento.


Visión Interior del Mercedes Citán



          Una vez abierta la puerta y ubicados en el interior del Mercedes Citán, vemos que la marca alemana ha querido retocar al máximo el interior para que no haya duda del vehículo que estamos conduciendo.


          Pero también han querido ahorrar en elementos como el cuadro de mandos, similar al del Renault Kangoo. El resto ha sido modificado como la radio que incorpora mp3 y bluetooth, al principio un poco difícil de aprender a usar pero cuando te adaptas tomas el control total del aparato.




      La posición de la palanca de cambios en la consola central y el freno de mano de tirador horizontal están en una situación cómoda para el conductor del Mercedes Citán ya que se hayan a buen alcance de la mano aunque, por otra parte, la cercanía del freno de mano a la palanca de cambios puede entorpecer la maniobra de cambio de marcha. Encima de la radio se encuentran las tres ruedas que controlan la temperatura del aire acondicionado así como su fuerza y dirección.



          En la parte superior de las plazas delanteras se haya una pequeña estancia cómoda para guardar papeles al igual que en el parasol. El estante superior puede ser un lugar perfecto para guardar los chalecos de emergencia en caso de viaje ya que con objetos mas pesados se corre el riesgo de que caigan sobre el conductor o acompañante en una aceleración medianamente brusca.


          Los asientos son cómodos para largos viajes tanto los delanteros como los traseros. En las plazas traseras, dos adultos pueden viajar cómodamente al haber una gran altura libre hasta el techo y un buen espacio para las piernas de los ocupantes, las cuales están dotadas también con anclajes ISOFIX para el transporte de menores con sus correspondientes accesorios.


          Por último, en el interior la capacidad del maletero de el Mercedes Citán Combi con los asientos en su posición natural es de 685 litros contando el espacio hasta la ubicación de la bandeja. Si abatimos los asientos y retiramos la bandeja, esta capacidad asciende hasta los 3000 litros aprovechando la altura máxima del vehículo.


Carrocerías disponibles en el Mercedes Citán


          El Mercedes Citán ha sido creado partiendo de la base de un Renault Kangoo. Esta vinculación ha sido puesta en marcha para que Mercedes pudiera entrar a competir en un segmento que está cada vez mas en alza dada la gran cantidad de posibilidades que ofrece tener dos coches en uno.

          Está disponible en tres tipos de carrocería que se adaptan a cualquier terreno al cual nos queramos llevar nuestro vehículo.

          La primera carrocería disponible es la tipo furgoneta. Esta carrocería es la mas industrializada de las tres que presenta el Mercedes Citán. Cerrada en la parte trasera con un espacio de carga que puede variar entre 3,94 metros la mas pequeña hasta 4,71 metros la mas larga pasando por una intermedia de 4,32 metros. En la parte delantera, dos plazas suficientes para los trabajadores que vayan a conducirla.



          En segundo lugar está la carrocería mixta. Esta se divide en dos partes, la parte delantera con dos sillones para conductor y acompañante y una segunda fila completa de 3 asientos. Las puertas correderas están acristaladas y está cerrada desde esa posición hasta la parte trasera. Esta solo está disponible en carrocería larga de 4,71 metros para albergar todos los componentes con la mayor comodidad posible.



          Por último se encuentra la carrocería Combi. Esta carrocería es la mas indicada si lo que se pretende con el vehículo es destinarlo exclusivamente al viaje y transporte de personas sin renunciar a un buen espacio de carga. En esta versión, los cristales van hasta la parte trasera permitiendo que entre la luz hasta la zona del maletero. Las plazas traseras se componen de una banqueta completa para tres ocupantes con una comodidad absoluta. Esta carrocería solo está disponible en tamaño intermedio de 4,32 metros de longitud.


          Esta última carrocería consta de algunas ventajas sobre las demás como la posibilidad de matricularla como turismo ya que su zona de carga es acristalada y han querido que tenga la posibilidad de competir con un turismo familiar o monovolumen, sector en el que Mercedes no contaba con ningún otro vehículo.


TESTED CARS
Publicar un comentario