Prueba Fiat Dobló

          Hoy nos adentramos en la prueba de un vehículo de un segmento diferente a los que estamos habituados a ver en Tested Cars. Un monovolumen de 7 plazas para toda la familia o 5 plazas y un buen espacio de carga. Apto para usar en todo tipo de situaciones, tanto para la vida cotidiana como para el trabajo. Bienvenidos a la prueba del nuevo Fiat Dobló.


- Motor y prestaciones del Fiat Dobló:


  Antes de adentrarnos de lleno en la prueba del Fiat Dobló, debemos decir que nuestra versión de prueba de hoy presenta el acabado denominado Panorama Dynamic, dotada con un motor de cuatro cilindros dispuestos en linea, 1598 centímetros cúbicos y 105 caballos de potencia denominado 1.6 Multijet.


  En cuanto a seguridad en el Fiat Dobló, podemos destacar que cuenta con sistema ABS de ayuda a la frenada, con corrector de frenado EBD y el sistema de control de tracción ASR en el que se incluye el Hill Holder con ayuda de arranque en pendiente. Para conseguir los mejores niveles en cuanto a seguridad pasiva, el Fiat Dobló cuenta con deformación de carrocería programada en caso de colisión, dos airbags frontales y laterales de cabeza y tórax para las plazas delanteras. En las plazas traseras, cuenta con airbags laterales de cortina.


- Prueba de autopista del Fiat Dobló:


  En esta ocasión nos enfrentamos a un vehículo de grandes dimensiones y lo primero que hemos querido comprobar es la capacidad de este vehículo para realizar grandes desplazamientos. Nos adentramos en la autopista con grandes expectativas fijadas en el monovolumen de Fiat. En este primer recorrido de aproximadamente 180 kilómetros, el Fiat Dobló demostró no quedarse atrás con respecto a nada de lo que le exigimos. La unidad de prueba incorpora un motor 1.6 diésel Multijet de 105 CV con cambio manual de 6 velocidades. El motor se desenvuelve bastante bien para el tamaño del Dobló y a pesar de que la sexta marcha puede quedarse corta en algún tramos de autopista de mediana pendiente, para llanear es perfecta y a partir de los 120 kilómetros por hora de velocidad, esta se adueña del vehículo.


          En cuanto a la estabilidad de este vehículo, ofrece un buen agarre y una sensación de seguridad que la hacen apropiada para desplazamientos por autopista a velocidad. También, aporta buena visibilidad durante el cambio de carril y el denominado ángulo muerto se reduce bastante gracias a la amplia superficie de los retrovisores.

          El Fiat Dobló ofrece unas cifras de consumo bastante buenas durante los desplazamientos en autopista. Después de un recorrido por autopista de 180 kilómetros a una velocidad media de 97 kilómetros por hora el consumo de nuestra unidad de pruebas fue de 6,3 litros a los cien kilómetros.


Un amplio habitáculo y la gran versatilidad del vehículo, lo hacen ideal para realizar grandes delplazamientos tanto de trabajo como de ocio en un día de acompañamiento familiar.

- Prueba de ciudad del Fiat Dobló:

  Al cambiar la autopista por la carretera, el Fiat Dobló demuestra estar muy bien compensado ya que, las marchas de la caja de cambios están pensadas para que en las primeras marchas no falte potencia para arrancar con agilidad. Cabe añadir que la relación de la caja de cambios es de marchas cortas.


  Además, el monovolumen de la marca italiana tiene una posición de conducción bastante destacable ya que desde ésta se pueden observar los vértices del capó del vehículo haciendo que su maniobrabilidad en situaciones estrechas sea bastante buena.

  En cuanto a la visión por los retrovisores, la Fiat Dobló cuenta con dos grandes retrovisores laterales que facilitan la visión hacia el exterior del vehículo y el retrovisor interior, acompañado por la gran luneta trasera, también dan lugar a una gran visión de la zona trasera del Fiat.

  Para hacer más cómoda la vida en la ciudad, el Fiat Dobló ha sido equipada con la tecnología Hill Holder, que consigue que el coche no se vaya hacia atrás o hacia adelante cuando nos paramos en una pendiente. Este sistema de ayuda de arranque en pendiente es bastante eficaz en esta unidad.

  Además, nuestra versión de prueba contaba, para el ahorro de combustible en carretera, con el sistema de aviso de cambio óptimo, el cual nos avisa del momento ideal para realizar el cambio de marchas.


          El contenido consumo en ciudad también hace de este Fiat Dobló un vehículo apropiado. Después de la prueba de ciudad que hicimos al Dobló, este registro un consumo de 8,1 litros a los cien kilómetros después 76 kilómetros a una velocidad media de 39 kilómetros por hora.

- Visión exterior del Fiat Dobló:

  Si damos una vuelta alrededor del Fiat Dobló podemos destacar en primer lugar, la gran altura de la que dispone el vehículo, haciéndola apta para muchas labores de carga que se nos puedan presentar en un momento determinado.


  Comenzando por el frontal destacan los grandes pasos de rueda, en los que se integran en la parte superior de la aleta, las alargadas y elegantes ópticas delanteras.


          La integridad de la carrocería del Fiat Dobló, hacen que su frontal parezca de una sola pieza gracias a la gran parrilla que se une con las dos aletas delanteras y en la que destaca el logo de Fiat.

          Custodiando los laterales de la defensa se encuentran los faros de niebla delanteros que cierran con gran armonía un frontal bastante moderno.

En el lateral y por ambos lados, destacable ya que muchos solo traen una, se hayan las puertas de corredera. Grandes y voluminosas aportan una rigidez extra a la furgoneta de la marca italiana.


  Para terminar, si echamos un vistazo a la parte posterior del Fiat Dobló, encontramos el gran portón trasero acristalado que le da un toque de distinción acompañado del logo de Fiat y la inscripción de el modelo cromada bajo el mismo.


          Destacable nuevamente la gran capacidad de carga de el nuevo Fiat Dobló vista la gran boca de carga de la que dispone gracias a la amplitud del portón trasero.


  Otra opción mas para cargar es la adición de unas bacas en el techo, pudiendo llevar infinidad de bultos en la superficie del techo del Fiat Dobló.


- Visión interior del Fiat Dobló:

  Lo primero en lo que te fijas al subirte al Fiat Dobló es en la altura de la que goza desde el asiento hasta el techo.


  Una vez acomodado en el asiento del conductor, nos fijamos en la excelente visibilidad que posee el cristal delantero hacia el morro del coche. Vemos toda la longitud del mismo sin tener que hacer grandes ajustes de altura del propio asiento.

  A la vez, todos los elementos básicos para el accionamiento del vehículo, ya sean los mandos principales como los controles de la radio y el ordenador de abordo están perfectamente ubicados al alcance de las manos del conductor.



  Una vez nos sentimos cómodos en el interior del dobló, vemos que no sólo se ha buscado la comodidad en su acabado sino también la posibilidad de ordenar todos los objetos de los que dispongamos con múltiples habitáculos y cajones en los que poder poner todos nuestros objetos personales para el viaje. Cada fila de asientos contiene una variedad de accesos en los que poder colocar las cosas además de la bandeja que está situado sobre la cabeza del conductor y copiloto.


  Vamos a alargar ésta sección para hablar de la infinidad de maneras en las que se pueden colocar los asientos del nuevo Fiat Dobló.

  En primer lugar, la versión mas familiar del Fiat Dobló viene de la mano de los 7 asientos. Los asientos delanteros, destacan por la gran comodidad y espacio del que disponen entre ellos. El piloto y el copiloto gozan de unas amplias plazas delanteras.


  En la segunda fila de asientos, un adulto de una altura de 1,80 metros puede viajar cómodamente sin tener que tropezar con las rodillas en los respaldos de los asientos delanteros. Detrás la altura del vehículo se mantiene.


  En la tercera fila es un poquito mas incómodo el viaje ya que las plazas son un poco estrechas, pero siempre habrá alguien que disfrute en estos asientos de un viaje en compañía o serán reservados para los mas pequeños. Para acceder a estos asientos, se puede hacer a través de el portón trasero o reclinando los sillones laterales de la fila de delante, la cual es la forma mas cómoda para sentarse.


La fila trasera puede ser extraída fácilmente para dar lugar a un espacio de carga mayor sin renunciar a viajar en compañía. También se pueden reclinar los asientos de la segunda fila, tanto totalmente como uno de ellos en función de la necesidad del momento. Otro punto a favor de la tercera fila de asientos, es que si estan reclinados y dejamos el Fiat Dobló aparcado con objetos en su interior, una bandeja posicionable cubrirá lo que dejemos en su interior.

La Fiat Dobló incorpora elevalunas delanteros automáticos para la subida y bajada de los cristales y apertura practicable o de compás hacia los laterales para el resto de las ventanillas incluyendo las de la tercera fila. También dispone de la opción de pedir elevalunas eléctricos para las puertas de corredera traseras, dotando al Fiat Dobló de mayor comodidad si cabe.


          Siendo Italiano, no podía dejar de estar presente el estilo que siempre ha caracterizado a sus marcas. Muestra de ello son las tapicerías posibles, en el caso de nuestra unidad de pruebas con el tejido Rojo Pacman. Tambien el salpicadero es seleccionable en diversos colores al igual que el exterior, que podrá adquirirse en 11 colores diferentes muchos de ellos metalizados que bajo nuestro parecer, podrán convertir a este monovolumen en un vehículo bastante agradable a la vista.


          Además de todo lo citado anteriormente, cabe a destacar lo sencillo pero a la vez prácticos que se muestran todos los componentes del interior, tanto del cuadro de mandos como de la consola central.


En conclusión, podemos decir que el Fiat Dobló es para los que quieren trabajar, viajar en familia o rodeado de amigos, sin renunciar al estilo y la sencillez que posee el monovolumen italiano.

TESTED CARS
Publicar un comentario