El Honda Civic Type R establece nuevas marcas en cinco circuitos de carreras míticos de Europa

El Civic Type R, “el coche de competición para la carretera” de Honda, ha recorrido Europa en un intento de establecer nuevas marcas entre los automóviles compactos de producción con tracción delantera en cinco circuitos emblemáticos de Europa.
El Honda Civic Type R, en su lanzamiento hace ya un año, marcó el comienzo de una nueva era de rendimiento para Honda al fundamentarse en su naturaleza basada en la competición para ofrecer el máximo nivel de la gama Civic. Es un modelo fundamental dentro de la nueva hornada de modelos deportivos de próxima generación de Honda y una clara demostración del enfoque pionero de la marca en términos de innovación tecnológica.



El Civic Type R puede presumir de utilizar el nuevo motor TURBO VTEC de 2.0 litros, un estilo agresivo orientado a la funcionalidad y nuevas tecnologías pioneras en el chasis. Juntas, estas características ofrecen una de las experiencias de conducción más gratificantes y auténticas de cualquier segmento.
El equipo de Honda ha querido impulsar este desafío para consolidar el Type R como líder indiscutible entre los modelos de cinco puertas con tracción delantera. La campaña dio comienzo en un día muy lluvioso de abril en Silverstone, cuna del Gran Premio de Gran Bretaña. El tricampeón del Campeonato Británico de Turismos (BTCC) Matt Neal se puso al volante y obtuvo un tiempo de 2 minutos y 44,45 segundos. Matt y el equipo, no del todo satisfecho con esta marca de tiempo, volvieron al circuito más tarde ese mismo mes para exprimirla hasta 2 minutos y 31,85 segundos.


A principios de mayo, el legendario Circuito de Spa-Francorchamps, en Bélgica, acaparó la atención. De esta pista, muy apreciada por pilotos de todas las nacionalidades y caracterizada por su famosa sección Eau Rouge, se encargó la nueva incorporación del equipo Honda Racing: Rob Huff. Rob obtuvo un tiempo arrollador de 2 minutos y 56,91 segundos.
Con dos intentos con magníficos resultados, la siguiente meta estaba en el histórico circuito italiano de Monza. Otro miembro del equipo del Mundial de Turismos (WTCC) de Honda, el húngaro Norbert Michelisz, se puso al volante y pilotó el coche por la famosa curva de la Parabólica para conseguir un tiempo de 2 minutos y 15,16 segundos.


Cada vez era mayor el ímpetu de cara a la sesión final en el circuito de Hungaroring, pero antes Honda tuvo una cita en el legendario circuito de Estoril con Tiago Monteiro, que tomaría las riendas en casa. Por desgracia, un desagradable accidente en la carrera del WTCC en Alemania impidió participar a Monteiro. Así pues, con una antelación de sólo 24 horas, llamaron a filas al piloto portugués y conductor del coche de seguridad del WTCC Bruno Correia. Después de solo un día con el coche, Bruno consiguió un tiempo de 2 minutos y 4,03 segundos.
Finalmente, el equipo llegó a la última sesión, que se celebró en Hungría el 6 de junio. El mejor piloto para afrontar esta misión era, una vez más, Norbert Michelisz, después de su victoria en este mismo circuito en 2015 al volante de un Civic Type R preparado para el WTCC con el equipo independiente Zengõ Motorsport. Durante dos días, Norbert puso al límite su Type R de producción para finalmente lograr una marca de tiempo de 2 minutos y 10,85 segundos y poner el broche final a este desafío completado en cinco circuitos.


En palabras de Philip Ross, Vicepresidente Senior de Honda Motor Europe: “Este desafío consolida la posición del Civic Type R como referente del segmento de vehículos compactos con tracción delantera. Con el apoyo de nuestras estrellas del mundo de la competición de turismos, hemos conseguido testificar que el equipo que concibió y diseñó este vehículo creó el coche de carreras definitivo para circular por carretera”.
Los interesados en conocer el espectacular Civic Type R pueden encontrarlo en la red oficial de concesionarios de Honda Tenerife.

TESTED CARS.
Publicar un comentario