Bentley Continental, la evolución de un icono

El Bentley Continental GT es uno de los coches más emblemáticos que existe en las carreteras. El nombre Continental entró en el léxico de la compañía por primera vez en 1952 con el R-Type Continental.



Con una velocidad máxima de 120 mph, fue el vehículo de cuatro plazas más rápido del mundo en el momento de su lanzamiento. Muchos de los 208 vehículos producidos fueron ajustados a las demandas del cliente, por Mulliner, un nombre que todavía se asocia estrechamente con Bentley en nuestros días.

Con sólo tres trazos de la pluma del diseñador, la forma del Continental ve la luz: poderosa línea de ataque en la parte delantera, diseño trasero musculoso, línea dinámica del techo. Estas tres premisas de estilo elegante se han mantenido como parte fundamental del ADN del Continental durante más de seis décadas.


El Continental de hoy representa con elegancia el mismo concepto de gran turismo al igual su antecesor. Con un poderoso motor W12, una velocidad máxima de 331  kilómetros por hora y una capacidad sin igual para cruzar continentes con total comodidad, el Continental GT Speed es un vehículo verdaderamente extraordinario.

TESTED CARS
Publicar un comentario