Los ensayos de la EuroNCAP

          EuroNCAP (European New Car Assessment Programme, "Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos") es un programa de seguridad para automóviles apoyado por varios gobiernos europeos, muchos fabricantes importantes y organizaciones relacionadas con el sector automoción de todo el mundo.


          En el año 1996 se realizó la primera prueba de lo que sería el EuroNCAP, evaluando siete turismos del segmento B (Definición Segmento B).

          A comienzos del año 1997 se presentaron en una conferencia de prensa los primeros resultados. Los principales fabricantes de automóviles desaprobaron la idea exponiendo que creían imposible que un automóvil llegara a obtener las 4 estrellas en seguridad debido a los fuertes criterios de evaluación por la EuroNCAP.


           En julio de 1997 se presentaron los segundos resultados de la EuroNCAP y se anunció al Volvo V40 como el primer automóvil en llegar a la catalogación de vehículo con cuatro estrellas EuroNCAP.

          Para los vehículos que fueron fabricados antes de 2009, el test de la EuroNCAP constaba de tres apartados principales: la protección de adultos, la protección de los ocupantes infantiles y la protección de los peatones.

          La valoración de la seguridad de los ocupantes adultos se llevaba a cabo evaluando 3 impactos: lateral, frontal y el poste. Estos ensayos también servían para probar a la vez la seguridad de los ocupantes infantiles.


          Para la valoración de la seguridad del peatón, la organización se encargaba de cubrir el mayor numero de golpes posibles para determinar el alcance que puede generar atropellar a un peatón con un determinado vehículo. A parte de esto, también se premiaban a los vehículos con testigos luminosos y acústicos de los cinturones de seguridad.

          Después del año 2009, la valoración sufrió una reformulación completa. Paso a tener 4 puntos básicos y todos sumaban para una nota media de 5 estrellas máximo.


          Estos puntos eran la protección del adulto, la protección del pasajero infantil, el peatón y se añadió la asistencia en carretera. El cambio mas significativo en las prueba fue la adición de la prueba del latigazo cervical, daños a los pasajeros en cuello y espalda, en un impacto trasero. Ahora, a parte de premiar los testigos y avisos de los cinturones de seguridad, la EuroNCAP esta premiando los limitadores de velocidad, el control de estabilidad y el montaje del control electrónico de la velocidad.

En junio de 2001, el Renault Laguna de segunda generación fue el primer automóvil en conseguir las 5 estrellas EuroNCAP para la protección de los ocupantes adultos.

- Protección de los ocupantes adultos
           
         
         Este ensayo es el primero que probaba la EuroNCAP junto con el de los peatones. Los puntos de esta prueba se contabilizan por los ensayos de impacto frontal, lateral y del poste. En estos se mide todo el peligro que puede conllevar la postura inadecuada del sillón, tanto del pasajero como del conductor, a la hora de que las rodillas tropiecen con determinadas zonas del coche. Este test finaliza con el estudio del latigazo cervical, el cual se esta teniendo muy en cuenta en los últimos años, llegando los fabricantes a colocar sistemas de seguridad activa para prevenir dicho suceso como los reposacabezas inteligentes.


- Protección de los ocupantes infantiles


          Con el fin de que los fabricantes se conciencien de lo importante que es proteger a los menores, la seguridad de los acompañantes infantiles fue uno de los primeros tests que se realizo desde que existe la EuroNCAP. Los impactos laterales y frontales que se llevan a cabo para este ensayo son realizados con muñecos de simulación (Dummies) de tamaño real de un niño entre 18 meses y 3 años. Este test pretende comprobar que los sistemas de sujeción ofrecidos por el fabricante son suficientemente buenos para retener la silla de un menor en caso de accidente.


- Protección de los peatones


          La EuroNCAP realiza este test para que los fabricantes se mentalicen de que, cada vez que se produce un atropello, los daños al peatón sean los menos posibles. En estos, los muñecos de simulación de tamaño de un niño y un adulto, son colocados en el frontal de un coche haciendo que al impactar, se produzca el menor daño posible al dummie, logrando reducir el riesgo de causar lesiones o incluso la muerte del peatón. Un gran avance con respecto a este test fue la incorporación por parte de Volvo de un airbag para peatones para reducir el daño que pudiera causar un atropello.


Para mas información acerca de todos los tests que realiza la EuroNCAP, podéis consultar la pagina de la fuente de esta noticia: www.euroncap.com. Allí podréis ver vídeos de vuestros vehículos sometidos a los test de impacto, así como las notas que han sacado en los diferentes ensayos.



TESTED CARS
Publicar un comentario